Las claves del proyecto Aston Martin y por qué aspiran a ganar… en 2025

El objetivo de Lawrence Stroll es llegar a la cima de la F1 en 2025

Las claves del éxito: presupuesto, instalaciones, personal y pilotos

Fernando Alonso dejará la ‘nave’ alpina a final de esta temporada para liderar el ambicioso proyecto de Aston Martin. Muchos aficionados se han llevado las manos a la cabeza con este movimiento, así que vamos a explicar las claves de la ‘fórmula’ que tiene entre manos Lawrence Stroll para intentar ganar en 2025.

Antes de entrar en materia, hay que dejar claro que los ‘planes’ o ‘misiones’ no se construyen con humo, sino con recursos. Tener fe ciega en algo o en alguien es legal, pero puede llevar a la decepción. Para ganar en F1 necesitas cuatro pilares básicos: dinero, instalaciones, personal capaz de explotar esos recursos para hacer un coche ganador… y pilotosclaro.

La hoja de ruta de Lawrence Stroll es ganar en la temporada 2025. El canadiense dijo en la presentación del AMR22 que es un proyecto de cinco años y están en el segundo. Pero, ¿cuál de estos cuatro pilares tiene actualmente Aston Martin? ¿Y para el futuro? Eso es precisamente lo que vamos a intentar explicar en este artículo.

alonso-paseo-soymotor.jpg

EL DINERO HABLA

En la Fórmula 1, como en cualquier otro negocio, el factor económico juega un papel muy importante. Sin dinero, los otros tres pilares se diluyen. En el pasado, antes de la llegada del límite presupuestario, era aún más importante, pero hoy un equipo que quiere ser ganador debe tener al menos esos 141,2 millones de dólares que inicialmente marcaba el límite.

Siempre se ha dicho que en la Fórmula 1 no ganas si no inviertes tanto o más que tus rivales. En el tiempo del límite, al menos hay que invertir tanto como ellos. Y la mayoría de los equipos juegan en esa liga límite. Aston Martin está entre ellos, sin ir más lejos. En el otro lado de la balanza, uno de los equipos que operaba por debajo del límite era… ¡Alpine!

Esto quedó claro cuando los ‘grandes’ pidieron ajustar el tope presupuestario por la inflación. Había cuatro equipos que estaban en contra inicialmente: Alpine, Haas, Alfa Romeo y Williams. Estas cuatro escuadras, al no tener más dinero, solo iban a ver como aumentaba la brecha económica respecto al resto. Pero finalmente la FIA accedió aumentar el límite presupuestario en un 3,1%.

Cabe señalar que Aston Martin no atraviesa su mejor momento como marca de automóviles. En realidad, el año pasado cerró con pérdidas de casi 190 millones de libras. Pero la escudería de Fórmula 1 disfruta de una buena cartera de patrocinadores -es la única que cuenta con dos ‘title sponsors’ como Aramco y Cognizant- y, además, a mediados de julio la entrada del fondo soberano de Arabia Saudí en el propiedad de la marca.

aramco-aston-martin-soymotor.jpg

PERSONAL

Resuelto el tema del dinero, los cimientos de esta estructura se basan en contar con instalaciones de última generación y el personal capaz de operarlas. En esa situación, Lawrence Stroll ordenó construir una nueva base para el equipo que debería estar terminado en 2023 y que, según el comunicado de Aston Martin, será la primera fábrica ‘inteligente’ de la Fórmula 1.

Será una fábrica -la primera completamente nueva en los últimos 17 años en Gran Bretaña, ya que seguirá estando muy cerca del circuito de Silverstone- compuesta por tres edificios que vendrán de la mano de un vanguardista -Túnel de viento de última generación y también un nuevo simulador. Recordemos que el equipo actualmente utiliza el túnel Mercedes.

Es posible que toda la base, con el túnel de viento y el simulador incluidos, no esté en pleno funcionamiento hasta la segunda mitad de 2023, por lo que la hoja de ruta de Lawrence Stroll pasa por llegar a la cima de la Fórmula 1 en 2025. Hablar de 2024 como el año de la victoria sería quizás demasiado precipitado y demasiado presión sobre los hombros de una plantilla que deberá adaptarse a las nuevas instalaciones.

Hablando de personal, que es otro de los ingredientes imprescindibles en la receta del éxito, hay que recordar que Aston Martin se ha reforzado con fuerza en los últimos tiempos. No solo pusieron a un ganador como Martin Whitmarsh a cargo de Aston Martin Performance Technologies, sino que también ‘pescaron’ en grandes equipos como Red Bull o Mercedes. La clave está en cinco fichajes:

  • mike krack: Tras la marcha de Otmar Szafnauer, Aston Martin encontró en Mike Krack un jefe de garantías para su proyecto. Con experiencia en la Fórmula 1 como ingeniero jefe en BMW Sauber y también inmerso en otro tipo de programas de éxito, como el de Porsche y su 919 Hybrid, el luxemburgués quiere hacer como Andreas Seidl en McLaren y llevar al equipo por el buen camino.
  • barbechos dan: Ha sido quizás uno de los episodios más polémicos de los últimos tiempos en lo que a actividad fuera de pista se refiere. Tras un intenso ‘duelo’, los de Silverstone ‘robaron’ al jefe de aerodinámica de Red Bull y este empezó a trabajar como director técnico de Aston Martin el 2 de abril. ¿Conoces el paquete de mejora del GP de España o la nueva solución del alerón trasero? No sabemos si tuvo algo que ver, pero es una curiosa coincidencia.
  • Andrés Alessi: No ha sido tan sonada como la llegada de Dan Fallows, pero Andrew Alessi también viene de Red Bull y ya ejerce como jefe de operaciones técnicas de la formación de Lawrence Stroll.
  • Eric Blandín: Otra de las grandes incorporaciones de Aston Martin llega de la mano de Mercedes. Eric Blandin era el responsable de aerodinámica de la marca estrella y, seguro, tendrá buenas ideas para comparar conceptos con Fallows, Alessi y compañía. Se espera que se una al equipo en octubre de este año.
  • luca furbatto: finalmente, otro de los grandes fichajes es el de un Luca Furbatto que ya ocupa el cargo de director de ingeniería en Aston Martin. Viene de Alfa Romeo, pero también ha pasado por otros equipos en el pasado, incluido McLaren.

Además de esos cinco grandes nombres, desde la dirección de la escudería británica anunciaron que contratarían a más de un centenar de personas para cuando la nueva fábrica estuviera completamente lista. Fue el propio Otmar Szafnauer el encargado de desvelarlo… antes de abandonar el proyecto de ir a Alpine a principios de temporada.

Eso sí, es posible que una plantilla tan ilusionante se quede en eso, en pura ilusión. No olvidemos que el proyecto McLaren-Honda también contó con un ingeniero de Red Bull como Peter Prodromou como una de sus principales bazas. Es imposible predecir el futuro, pero siempre es mejor sentar las bases y trazar un plan a medio-largo plazo que gastar toda la energía en hablar.

krack-whitmarsh-soymotor.jpg

HAMBRE HOY, PAN PARA MAÑANA

Sí es cierto que el equipo con base en Silverstone está en horas bajas. Lejos queda aquella temporada 2020 -aún bajo el nombre de Racing Point- en la que parecían tener el tercer mejor coche con el famoso ‘Mercedes rosa’ y terminaron cuartos en el Campeonato de Constructores, ya que este año solo están por delante de Williams.

Pero, según la normativa vigente, el hambre de hoy puede ser el ‘festín’ de mañana. Posición en el Campeonato de Constructores dicta el tiempo de túnel de viento disponible para cada equipoy en ese sentido Aston Martin está en una posición favorable para 2023, no en vano tendrá más tiempo en el túnel que sus rivales directos.

También hay que decir que Aston Martin reveló en el comunicado de firma de Fernando Alonso que tienen un grupo dedicado al coche del próximo año. “El equipo tiene una nueva dirección centrada en el desarrollo del AMR23, y todos estamos encantados de que nuestros proyectos se beneficien del conocimiento y la experiencia que aportará Fernando”, dijo Mike Krack.

En otras palabras, el equipo británico no solo tendrá más tiempo en el túnel de viento que sus rivales y el dinero necesario para gastar, sino que también podrá centrarse en el coche de 2023 que tiene delante. Mientras Alpine, McLaren o Alfa Romeo gastan sus recursos en conseguir el cuarto puesto en el Campeonato de Constructores de este año, en Aston Martin podrían apostar por darle un coche digno a Fernando Alonso en 2023. Decente significa estar en esa lucha por liderar el grupo medio. Los ‘milagros’, al menos a corto plazo, no existen.

alonso-vettel-soymotor.jpg

EL CLIENTE MENOS CLIENTE

Ser un equipo cliente es algo que ha llevado a muchos a una decepción inmediata. “No se puede ganar siendo cliente de Mercedes”, he leído más de una vez últimamente. Y es cierto que a cualquier cliente le resultaría muy difícil hacerlo, pero quizás algunos hayan olvidado que un porcentaje de las acciones de Aston Martin está en manos de Mercedes-Benz.

Sí, en octubre de 2020 se oficializó un acuerdo entre las dos empresas: por un lado, Aston Martin tendría acceso a una serie de tecnologías de Mercedes-Benz; A cambio, Mercedes-Benz pasaría de tener el 2,6% del accionariado de Aston Martin a subirlo paulatinamente hasta un máximo del 20% en los tres años siguientes.

En otras palabras, el éxito de los de Silverstone beneficiaría a la marca de la estrella. El trato en torno al coche de seguridad de Fórmula 1:a partir de 2021 se turnan entre Mercedes y Aston Martin– es una buena prueba de la relación entre las dos marcas. Además, la FIA ya ha dejado claro en el pasado que los clientes deben recibir el mismo material que el fabricante del motor… aunque el ‘software’ es donde solía estar la polémica.

Otro dato destacable en este apartado es la época gloriosa de Red Bull en la última década. Recordemos que Renault todavía participaba en la Fórmula 1 con un equipo oficial cuando, allá por 2010, comenzó el dominio de la marca de bebidas energéticas. Aunque es muy complicado, un equipo cliente puede ganar… y más en un momento en el que Los motores están ‘congelados’ hasta finales de 2025para que el resto del coche cobre más importancia y, de la mano de Fallows, Blandin y compañía, es ahí donde Aston Martin quiere brillar.

paseo-wolff-soymotor.jpg

EL CAPITÁN DEL BARCO

Con todos estos ingredientes, Aston Martin necesitaba un líder que guiara el proyecto. Un piloto consagrado y conocedor de las técnicas necesarias para llegar a lo más alto. Este es el cuarto pilar fundamental para tener éxito, ya que nada de lo anterior tendría sentido sin un piloto capaz de exprimir el coche y aguantar la presión de luchar por el Mundial.

Quisieron encomendarse a Sebastian Vettel, pero parece que el activismo del tetracampeón no ‘casó’ con una marca de coches bañada en dinero petrolero saudí. Firmar un contrato en la Fórmula 1 no es cosa de un día. ¿Recuerda la entrada de Arabia Saudí en el accionariado de Aston Martin a mediados de julio? ¿Por qué querrían inyectar más dinero en una marca que encabeza a un piloto que va en contra de sus intereses? Tal vez, y solo tal vez, Stroll y Alonso ya estaban ‘comprometidos’.

Se dice que el contrato de Alonso es ‘1+1+1’ con las cláusulas pertinentes, por lo que tendría la posibilidad de elegir año tras año y, si está contento, podría llegar a 2025, el año clave, en el que quieren ganar – de la mano de Aston Martin. Pero, ¿llegará Fernando Alonso en condiciones de luchar por un título a los 44 años? Hay otra de las grandes incógnitas.

Por supuesto, hoy no sabemos si este barco va en la dirección correcta o si su capitán podrá llevarlo a un puerto seguro cuando llegue el momento, pero podemos dar por sentado que Fernando Alonso, a sus 41 años, sigue rindiendo a un altísimo nivel y tiene la motivación para liderar un proyecto que, al menos, quiere ser ganador en 2025. Alpine no quería verlo. El tiempo dirá quién tomó la mejor decisión.

Si quieres leer más noticias como esta visita nuestro Flipboard

Leave a Reply

Your email address will not be published.