El comedor industrial. Nuestro alimento, nuestra medicina. » ¡Aquí te enteras primero!

La semana pasada conversé con el chef Jonathan Martínez, apasionado de México y su gastronomía; Además de tener un corazón noble, ya que el tema del voluntariado (tan recurrente en esta columna) también forma parte de su vida, apoyando a la Casa de Casa de Vida Amor y Liberación La Parota Ahualulco, ubicada en el estado de Jalisco, México. .

Hablamos de las cocinas industriales, cómo se fabrican y los servicios que ofrecen. La gastronomía industrial es un mundo aparte de lo que podemos descifrar en cuanto a servicio de “catering”. Alimentar a los colaboradores de un corporativo o fábrica es un gran compromiso, ya que la preparación de los alimentos debe ser impecable. No puede haber margen de error.

Desde la planificación de los menús diarios, en algunos casos 3 comidas al día, que sean saludables, variados, ajustados a un presupuesto y que se adapten a las necesidades alimentarias de los operarios, por ejemplo en el caso de alguna fábrica; siendo el alimento lo que influye en el rendimiento de una producción.

En México existen diversas certificaciones para el funcionamiento de una cocina. Es el Distintivo H que rige los métodos y sistemas de seguridad alimentaria para evitar contaminaciones cruzadas, intoxicaciones, manipulación de alimentos, etc.

En una cocina industrial existen en su interior secciones para la recepción de materias primas, su almacenamiento (según corresponda: seco, refrigerado, congelado, descongelación), preparación calefactada, zona de cocción, lavado de vajilla, almacenamiento de residuos, productos para limpieza e higienización, limpieza y ropa y por supuesto, el servicio de bares. Cada uno tiene sus requisitos, restricciones y funciones.

El correcto funcionamiento de una cocina industrial evitará:

  • problemas de alimentación
  • Mayores costos de producción
  • riesgo de accidente
  • Pobre rendimiento de procesamiento
  • Aumento de los tiempos de producción

No solo será la cocina “en sí” la que se debe considerar en la gastronomía industrial, sino que también es importante el comedor ya que debe ser cómodo, iluminado, un espacio cerrado pero climatizado y los operarios deben usar gorros, guantes, etc. Por todo lo anterior, tengamos en cuenta el valor de quienes trabajan en este tipo de cocinas, algún síntoma de enfermedad puede provocar el contagio de todos los involucrados.

También me reuní como cada mes con Proyectos con Identidad AC, enfocados en la ayuda humanitaria y la formación de los más vulnerables, con diversos programas de apoyo a lo largo del año. En esta ocasión Araceli Hermosillo, voluntaria, certificada en medicina tradicional mexicana y herbolaria, terapeuta de yoga y alineación restaurativa.

Compartió su testimonio de vida en cuanto a la salud, lo que le hizo reflexionar sobre su estilo de vida y alimentación. En numerosas ocasiones hemos comentado que nuestro cuerpo necesita nutrientes, buenos hábitos alimenticios, equilibrio en el número de porciones que ingerimos y estar atentos a lo que comemos (en muchos casos por emoción), por lo que es fundamental incluir el “movimiento corporal”. , algún tipo de ejercicio y ser conscientes del manejo del estrés, que cada vez más sufren personas de todas las edades.

En la época precolombina, las enfermedades eran concebidas como producto de la acción de sus Dioses, sabiendo que la cura estaba en la naturaleza. De hecho, siempre ha sido así, por eso tenemos diferentes alimentos según la época del año, destacando la importancia de consumir “lo local”. Adentrarse un poco en la fitoterapia es reconocer y saber que la aplicación de la botánica a la medicina es fundamental para mejorar la salud.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce a la fitoterapia como una herramienta eficaz, siendo un reemplazo y un complemento. El conocimiento de las plantas medicinales en muchas culturas se ha transmitido de generación en generación. Algunas ventajas de aplicar la herbolaria en nuestro consumo son:

  • Accesibilidad
  • Bajo costo
  • capital cultural
  • Parte patrimonial (especies endémicas que no podemos dejar que se pierdan)

Y no solo las plantas, también en las especies existen numerosos beneficios para la salud, es importante aprender de ellas, no solo consumir por consumo, recuerda que muchas de las plantas son tóxicas si se excede su consumo.

Gracias por leer una semana más, más. Le deseo un excelente mes de agosto, querido lector.

#juntossomosmas #culturagastronomica #mujeresemprendedoras #apapachame #apapacho

por Marletza

Leave a Reply

Your email address will not be published.