La falta de personal médico afecta los servicios de ortopedia en Puerto Rico

Alrededor del mediodía de ayer, el Dr. Luis A. Ríos Reboyras tenía 50 pacientes en la sala de espera de su consultorio. Para hoy tiene programadas 11 cirugíastodas las emergencias por fracturas de diferentes partes del cuerpo como reemplazo de fémur, tobillo, muñeca, codo y rodilla.

Son fracturas que no pueden esperar. Prácticamente estaré operando todo el esqueleto durante unas 14 a 16 horas”, indicó el cirujano ortopédico en entrevista con el nuevo dia.

Dentro de la precariedad que atraviesa el sistema de salud del país, los servicios de ortopedia representan una de las mayores emergencias. Puerto Rico apenas cuenta con 90 ortopedistas, de los cuales 10 son ortopedistas generales, mientras que el resto se dedican a una subespecialidad, como cirugía reconstructiva, codos o manos.

“Somos uno de los únicos (pocos) que aceptan (pacientes) ‘sin cita previa’ en un consultorio privado. Y cada día siguen llegando (nuevas) fracturas”, advirtió, explicando que, en consecuencia, quienes llamen hoy a su oficina ya tendrán que ser atendidos la próxima semana.

“Me llaman (para referir pacientes) de diferentes hospitales, incluso de Centro Médico”, dijo Ríos Reboyras.

A su juicio, el principal dilema al que se enfrentan los servicios de salud radica en el control que los las compañías de seguros sobre el sistema

“El embudo empieza ahí arriba, en las aseguradoras, pero nadie las toca. Tienes que buscar preautorizaciones para todo lo que vas a hacer. En (pacientes de) Reforma piden hasta nueve referencias y muchas veces ni el médico (primario) está”, lamentó.

También denunció que hace 20 años que no se revisan las tarifas de los servicios médicos. “Te frustras. Llevo 21 años en el ejercicio de la medicina y esto no mejora, cada día es peor”, lamentó.

Ríos Reboyras observó que las emergencias ortopédicas ocurren durante todo el año, pero aumentan los fines de semana largos y soleados por la cantidad de personas que tienen accidentes en las actividades.

“Aquí está el problema: cuando se bloquea el Centro Médico, porque las (personas con) fracturas no tienen adónde ir”, denunció antes a través de sus redes sociales.

Según el doctor, a su consultorio acuden pacientes de toda la isla. Solo en los últimos dos días, vio a 97, muchos de los cuales habían estado previamente en una sala de emergencias.

Lo peor en 25 años

el medico Francisco Lópezdirector del Departamento de Ortopedia de la Recinto de Ciencias Médicas (RMC) de la Universidad de Puerto Rico (UPR), afirmó, por su parte, que la situación que atraviesa el sistema de salud es la peor que ha visto en 25 años de ejercicio.

“Se ha agravado con la escasez de técnicos quirúrgicos, enfermeros y técnicos ortopédicos”, ilustró.

A finales del año pasado, dijo, los empleados de estos puestos en el Centro Médico aprovecharon una ventana de jubilación. Ahora, el reclutamiento ha sido difícil debido a los bajos salarios, y eso, junto con la carga de trabajo, ha provocado que algunos de los que fueron contratados renuncien unos meses después, dijo.

“Es difícil encontrar jóvenes que trabajen a $8.00 o $9.00 la hora y que tengan el compromiso de quedarse trabajando (en el Centro Médico) por 20 o 30 años”, subrayó.

La falta de personal, agregó, ha hecho que, los fines de semana, solo haya tres quirófanos disponibles en la Administración de Servicios Médicos, de los cuales uno debe atender todos los casos de ortopedia que se presenten.

“Si antes se operaban 20 personas en un fin de semana, ahora se operan 10 (por falta de personal). La situación ha empeorado exponencialmente”, subrayó López, quien coincidió con Ríos Reboyras en que gran parte del problema son las aseguradoras.

“Lo que paga cada aseguradora es el 10% (de los servicios facturados) porque prácticamente te niegan muchas cosas, sin contar que las tarifas del Centro Médico y el (Hospital) de Oncología son más bajas que las de los hospitales privados, lo cual es un absurdo. En Estados Unidos es al revés; A los hospitales universitarios se les paga más”, subrayó, señalando que esa es una de las razones que dificulta dar mejores salarios a los empleados.

Leave a Reply

Your email address will not be published.