“A veces no tenemos antibióticos, analgésicos o material para vendar a las personas que emigran en Centroamérica”

El norte de Centroamérica, Panamá y México viven, en todas sus dimensiones, una crisis humanitaria sin precedentes: el flujo migratorio de niños, niñas y adolescentes ha aumentado en los últimos cinco años -137% entre 1990 y 2020, de 6,82 millones a casi 16,2 millón (HONDAÉS, 2020)- y la respuesta no se ha adaptado a estas circunstancias, permitiendo a las personas migrantes transitar con garantía de sus derechos.

“Después de 25 años trabajando en Centroamérica, nunca habíamos visto una crisis de movilidad humana tan grande como la que hay ahora. No siempre contamos con los medicamentos que requerimos para atender con calidad a los migrantes. A veces no tenemos antibióticos, analgésicos, material para vendajes, etc., o para solucionar otros problemas más urgentes como crisis diabéticas o hipertensivas”, explica Elena Cáceres, coordinadora de Médicos del Mundo en Centroamérica.

La población necesita medicamentos durante su tránsito migratorio

Médicos del Mundo, que trabajamos para facilitar el acceso a la salud a migrantes en tránsito, retornados y desplazados internos en Guatemala, Honduras y El Salvador, hoy necesitamos apoyo para la compra de medicamentos. En Guatemala su importación es prácticamente imposible y la adquisición en el mercado local tiene precios muy elevados, lo que limita las posibilidades de acceso de la población que atendemos y la capacidad de brindar una atención integral en salud.

Los medicamentos que necesitamos cubrir con urgencia son: antiinflamatorios (AINE), analgésicos, antibióticos, antiparasitarios, antihistamínicos, corticoides, antihipertensivos, insulina, antimicóticos, adrenalina, broncodilatadores, antidiarreicos, antiulcerosos, antisépticos, líquidos de rehidratación oral y apósitos ( como gasas, jeringas, suturas, guantes estériles…)

“El coste medio del tratamiento por persona es de 7,5 euros y queremos llegar a 2.700 personas en los próximos seis meses”, añade Cáceres.

¿Cuáles son las patologías más frecuentes del migrante?

Según la atención brindada en el último año, las patologías más frecuentes son: infecciones respiratorias, diarreas y gastroenteritis de origen infeccioso, trastorno de ansiedad, caries, parasitosis, gripe, traumatismos, dolor y fatiga, conjuntivitis, infecciones urinarias, trastorno del piel y tejido subcutáneo, alergias, amenorrea, mialgia, abscesos, diferentes tipos de heridas, quemaduras y sarna. También se atienden emergencias relacionadas con crisis hipertensivas, diabetes, embarazo de alto riesgo y bebés con complicaciones, así como secuelas inmediatas de violencia sexual.

por que migran

Además de los niveles de pobreza y desigualdad, la violencia generalizada a través de un alto número de homicidios, feminicidios y desapariciones constituyen elementos que pueden conducir al desplazamiento forzado de la población, en general, y de niños, niñas y adolescentes, en particular. , de los países de América Central del Norte y México.

La región está experimentando altos niveles de violencia e inseguridad, trabajo infantil, falta de oportunidades económicas, ausencia de políticas inclusivas y el impacto de los peligros naturales y el cambio climático y los desastres que a menudo son causados ​​por diversas vulnerabilidades no abordadas.

Qué hace Médicos del Mundo

Médicos del Mundo, presente en la región desde hace 25 años, trabaja para facilitar el acceso a la salud de migrantes en tránsito, retornados y desplazados internos en Guatemala, Honduras y El Salvador.

Trabajamos para fortalecer las capacidades del personal de las instituciones del Estado y de las organizaciones de la sociedad civil, contribuyendo a la actualización del Protocolo de Acogida y uso adecuado para la derivación segura, los estándares mínimos para la protección de la niñez en la acción humanitaria, así como de salud mental. salud y apoyo psicosocial en emergencias humanitarias y desastres.

Leave a Reply

Your email address will not be published.