Si los médicos se quejan del servicio social, las enfermeras no se despiertan

Si los médicos alegan salarios bajos y condiciones deplorables en el servicio social que brindan para calificar, resulta que son reyes en comparación con lo que viven las enfermeras.

Con sólo mirar el nivel de becas de uno y otro, se evidencia una diferencia discriminatoria: si hacen servicio social en el casco urbano, el médico interno recibe 2.000 pesos; la enfermera 600 pesos, o sea, ni la tercera parte. Para la zona semiurbana, el médico recibe 2.400 pesos y la enfermera 900 pesos; mientras que si el servicio se presta en un lugar de alta marginación, el pago es de 3.500 y 1.600, respectivamente.

No es que el médico reciba una compensación justa, pero es aún más injusto para los profesionales de enfermería con título de licenciatura, y cuya labor también es fundamental en la atención médica, pero no es suficientemente reconocida.

Enfermería, que representa más del 60% del personal sanitario y está involucrada en más del 85% de las intervenciones, se encuentra posicionada por el sistema sanitario en la situación más precaria. Durante su servicio social reciben incluso menos que cualquiera de las becas para niños de primaria, secundaria o bachillerato que van desde 800 a 900 pesos.

Otro dato: ya no se envían internos de medicina a localidades de alta marginación, sino internos de enfermería. En las ciudades también son enviados a muchos hospitales para llenar los espacios que deben ser ocupados por enfermeras registradas con salarios tabulados.

Cada año unos 25.000 internos de enfermería realizan su servicio social en alguna de las instituciones del Sistema Nacional de Salud, y una de las exigencias de este gremio es que el monto de la beca sea igual al de los médicos internos. Sobre todo en el caso de los que se gradúan a nivel licenciatura, que son cerca del 20% de esos 25.000.

Es una fuerza laboral que no es tratada ni reconocida como tal y es muy barata para el sistema, dice Juana Jiménez, directora regional de U-Nursing-Latam y quien dirigió el Departamento de Enfermería del Ministerio de Salud durante 13 años y coordinó la Comisión Permanente de Enfermería.

Para el sector salud ha sido muy conveniente y cómodo mantener sin cambios el servicio de miles de jóvenes que brindan su tiempo y trabajo profesional durante un año a las instituciones de salud pública.

Otro problema que requiere solución es que de los más de 311,000 profesionales de enfermería que laboran en instituciones de salud en México, una proporción importante -40,500- fueron contratados como auxiliares de enfermería con ingresos inferiores a los regulados. El problema viene desde 2006 cuando la SS reconoció el nivel de pregrado, a pesar de que desde 1968 existe en México la carrera profesional de enfermería. Del 2006 a la fecha han pasado 16 años y la situación no se ha regularizado. En el IMSS, por ejemplo, recién comienza el programa de profesionalización.

El trato discriminatorio hacia los profesionales de enfermería es un problema internacional. En España se ha generado una gran polémica en los últimos días por el descontento del gremio médico sevillano con el nombramiento de una enfermera al frente de la Consejería de Sanidad en Andalucía -el cargo de máxima representación de los profesionales sanitarios- porque consideran que el puesto debería sea ​​para un medico que tenga mas formacion.

El 2020 fue designado por la Organización Mundial de la Salud como el año internacional de la enfermería y partería, y en ese marco instó a los países miembros a superar las décadas de inversión insuficiente, más evidente a raíz de la pandemia y la mala respuesta de muchos gobiernos , y pidió que se invirtiera en el personal sanitario, en particular en enfermería y obstetricia.

Las enfermeras perinatales, por ejemplo, son un pilar fundamental para reducir la mortalidad materna.

Entre otros desafíos identificados por la OMS para la enfermería, además de las condiciones laborales precarias, la baja remuneración y el escaso reconocimiento profesional, se encuentra el bajo número de profesionales, la baja calificación y la limitada autonomía profesional en el primer nivel de atención, así como una incipiente participación en la formulación de políticas nacionales.

BMS estrena capitán en México

La empresa biofarmacéutica Bristol Myers Squibb (BMS) anunció que Oswaldo Bernal Carmona estará a cargo de la gerencia general para México y tendrá el reto y compromiso de hacer crecer una de las filiales más importantes de esta corporación en la región latinoamericana. El directivo cuenta con más de 2 años de carrera profesional en BMS y más de 20 en el sector, desempeñando diferentes responsabilidades en las áreas de estrategia y operaciones, marketing y desarrollo de negocio.

FIME premia la tecnología NanoRAD

La Florida International Medical Exposition (FIME) concluyó con un concurso similar a un Shark Tank, donde participaron 20 empresas dedicadas al desarrollo de tecnologías e innovación para la atención médica, con el fin de ser financiadas y asesoradas por científicos expertos en salud. De los cuatro semifinalistas, el ganador fue Kismet Technologies, quien presentó la tecnología NanoRAD, un desinfectante de superficies de larga duración que puede usarse para detener la propagación de virus y bacterias, incluido el norovirus, que se transmite fácilmente en los hospitales.

UNOPS informa que ha comenzado la entrega de medicamentos

El segundo semestre del año comenzó en junio, pero UNOPS recién inició ahora en agosto la entrega de 569 códigos de medicamentos y otros insumos médicos correspondientes al semestre. Realmente es una pequeña proporción en comparación con los casi 2,000 códigos de medicamentos que adquiere anualmente el sistema de salud mexicano. Para ello, UNOPS informó que contrató a 130 empresas de 6 países -México, Argentina, China, Chipre, Estados Unidos e India- aunque ya sabemos que prácticamente el 90% de la compra la cubren empresas radicadas en México.

maribel.coronel@eleconomista.mx

Maribel Ramírez Coronel

Periodista en temas de economía y salud.

Salud y Negocios

Comunicador especializado en salud pública y la industria de la salud. Estudia la maestría en Administración de Sistemas de Salud en la FCA de la UNAM.

Fundadora en 2004 de www.Plenilunia.com, un concepto sobre la salud de la mujer. Me apasiona investigar e informar sobre la salud, la innovación, la industria relacionada con la ciencia y encontrar el enfoque comercial objetivo de cada tema.

Leave a Reply

Your email address will not be published.