Palou, Piastri y la mano de Zak Brown

En menos de un mes, dos anuncios unilaterales de fichajes por parte de dos equipos y dos pilotos que desmienten. Uno anuncia que en 2023 estará con McLaren y el otro da por hecho que él también vestirá de naranja papaya.

Lo habrán adivinado. los pilotos son Álex Paloucampeón de IndyCar y Óscar Piastrila gran promesa/truco australiano de cara a tener un nuevo campeón mundial en la Fórmula 1.

Una situación similar a la de Oscar a la de Alex, pero no idéntica. En ambos casos, los dos pilotos quieren unirse McLarenaunque en el caso de Piastri, el equipo color papaya no ha publicado ningún comunicado de transferencia ni el australiano ha hecho mención alguna de cuál será su destino.

Detrás de ambos casos, un hombre polifacético: zak marrón. No solo defiende los intereses deportivos de McLaren sino que amplía el ámbito de actuación de la firma: F1, IndyCar, Extreme E, Fórmula E… y ahora solo le falta el Campeonato del Mundo de Resistencia.

Pues el WEC con McLaren porque ya está presente en el WEC, IMSA, Asian LMS y ELMS a través de United Autosports, el equipo que tiene junto a Richard Dean y a través de este equipo es socio de Andretti en los Supercars de Australia y en su equipo en Extreme E.

Por si fuera poco, también tiene su participación en el mayor conglomerado de medios, Motorsport Network, donde es presidente no ejecutivo.

Entre ambos casos, sin embargo, existen diferencias sustanciales. Palou es vigente campeón, con autoridad. Piastri ha arrasado en las categorías por debajo de la primeraalgo que ni siquiera Lewis Hamilton ha hecho; solo se puede comparar con max verstappen. Pero ha pasado un año ‘en el metaverso’ y en la F1 todavía tiene todo por demostrar.

Pero sobre todo hay otro detalle, de carácter legal, muy diferente. los contratos f1 se depositan en la Oficina de Reconocimiento de Contratos y en caso de litigio, será el Tribunal Arbitral quien decida quién tiene la razón.

es algo que botón de jenson sabe muy bien, de cuando quiso pasar y no pudo, del BAR-Honda al Williams. Las licencias super para pilotos de F1 las concede la FIA a petición de las escuderías y la Federación no atendería la petición en caso de contratación irregular.

En Estados Unidos esto no sucede y el problema, cuando surge, se resuelve en los tribunales civiles, un procedimiento que suele ser mucho más largo, engorroso y costoso. Tras el ‘asunto Palou’, la IndyCar baraja la posibilidad de ‘copiar’ la idea de la Oficina de Reconocimiento de Contratos.

Pero el movimiento de Piastri puede tener efectos secundarios significativos. Está la curiosidad que le quitará el asiento a un compatriota, Daniel Ricciardocon contrato en vigor –al parecer porque ahora ni los contratos parecen seguros y, mucho menos, blindados– pero hay mucho más.

Pato O’Ward, Colton Herta y Alex Palou quieren algo más que IndyCar. En el caso del español, sus abogados ya han dejado caer en su defensa que Ganassi está intentando cerrar la oportunidad de que el piloto llegue a la F1. A ninguno de los tres, la llegada de Piastri -como se supone que sucederá- les debe hacer mucha gracia.

Lando NorrisO’Ward, las relaciones con Herta –que es piloto de su amigo Michael Andretti–, Palou, la llegada de Piastri… Brown/McLaren parece querer tener bajo su tienda a los jóvenes pilotos más prometedores del mercado… aunque esto puede causarte más de un quebradero de cabeza para colocar correctamente las piezas del puzzle.

No cabe duda de que Zak es actualmente uno de los personajes más poderosos del automovilismo. Para extrañarlo, solo necesitaría comprar alfatauri a Toro rojo para poder acomodar a todos sus pilotos, es decir.

Si quieres leer más noticias como esta visita nuestro Flipboard

Leave a Reply

Your email address will not be published.