Médico pasante habla servicio social estancia comunidad Durango

Adriana Berenice García López fue asignada a realizar su servicio social en la Unidad Médica Rural (UMR) No. 140 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), del pueblo de Unión y Progreso, o mejor conocido como Las iglesias del municipio de Oro

La comunidad de 278 habitantes está enclavada en la Sierra de Durango, y para llegar desde la capital del estado se necesitan cuatro horas y media, de las cuales dos son un camino sinuoso, que solo se puede transitar a través de un vehículo. todo terreno.

Al final de los cinco años del proceso académico, los estudiantes deben completar un año de internado y después de terminar este período, reciben su liberación y luego comienzan con el Servicio social, que también deben hacer en un año. De Médicos Internos de Pregrado (MIP) pasan a Médicos Internos del Servicio Social (MPSS).

García López culminó el proceso académico de la Facultad de Ciencias de la Salud (FAX) de la Universidad Juárez del Estado de Durango (BONITA) en diciembre de 2020 y posteriormente ingresó a un hospital para su internado. Durante ese año estuvo en diferentes áreas como ginecología, cirugía, medicina interna, pediatría, medicina de emergencia y medicina familiar, y fue en ese lapso de tiempo que afirma haber tenido mayor desarrollo en comparación con los meses que estuvo haciendo su obra social.

2 de febrero de 2022 llegó como médico interno a la comunidad de Las Iglesias, en Durangopagssino también directamente como médico responsable de la Unidad Médica Rural, y aunque tenía a sus órdenes dos enfermeras básicas, ella estaba a cargo de todos los servicios prestados, recibiendo sólo la beca de compensación.

“En la Unidad de Medicina Rural donde estuve, teóricamente se da atención de primer nivel, desde un dolor de cabeza, tal vez colitis, migraña, o procesos más complejos como alguien con la cabeza rota, una férula, todo eso, pero teóricamente, porque realmente Bueno, la unidad en la que estoy no tiene mucho material, ni nada”.

La unidad no es tan pequeña, en la entrada está el tradicional camino con arbolitos, en su interior hay un consultorio, la sala de espera, para pacientes encamados y la sala de examen, pero también alberga diferentes áreas, como el Centro de Atención y Prevención a los Adolescentes.

Incertidumbre desde la llegada

llegando yo no sabiaa donde se iba a quedar o pasar la noche, porque la velocidad del el proceso de asignación de sedes es una limitación organizarse y cuando llegan ya conocen el lugar donde van a vivir por un año.

Por ejemplo, el martes obtuvo la sede del Servicio Social y para el viernes tuvo que ir a la subdelegación de Durango capital para la entrega de papelería y la firma del contrato, a través de la cual se establecen acuerdos de trabajo social tales como el período de tiempo, la beca o compensación que recibirán y la responsabilidad que tendrán. Luego la envían a la coordinación del IMSS con un asesor.

explicó lo quey Durango se divide en zonas y ella pertenece a la zona número 4 donde un asesor a cargo les debe indicar cómo llegar, cómo moverse y dónde vivirán, sin embargo en su caso tuvo mala suerte porque su asesor cubre las vacaciones.

“Y cuando llego le digo que llegué a la comunidad de Las Iglesias, pero en el mapa marca que es vía Rodeo y que son seis horas; me dice que ‘ahí no hay camino, pero la verdad no sé porque no conozco la unidad’. Le dije que me iba a mandar a un lugar donde ni ella sabía y me dijo ‘pues pregunta’”, y así lo hizo.

Le explicaron que para llegar a Las Iglesias tenía que llegar primero a Durango capital y de ahí tomar otra camioneta que es de la línea ranchera hasta Nuevo Ideal, y en Nuevo Ideal hay que esperar porque no hay ruta que vaya a las montañas.

Ese día la asesora le dijo que lo único que podía hacer es mandarle el número de la enfermera de allí, porque en las Unidades de Medicina Rural las que son permanentes y tienen contrato son las enfermeras, por lo general en esas comunidades buscan para la gente de allá para que no haya problema.

“Entonces me comuniqué con la enfermera y me dijo, ‘bueno, vamos’, me dices cuando te vas de Durango porque eso es lo que hacemos más o menos de las montañas a Nuevo Ideal, y si así te fue. Llegué el 2 de febrero, porque el 1 de febrero nos dieron un curso de inducción, llegué a la sierra como a las 2:00 de la tarde”.

No contaba con servicios básicos ni electricidad; rompieron los focos

El lugar donde dormiría en un año era una habitación al lado de la clínica, donde había una cama pero no colchón pero colchóny aunque deben tener lo basico como una caldera, gas, una estufa o una parrilla, yo no lo tenia, incluso el servicio de agua también era irregular, porque en periodos de tiempo no había, también tenía que comprar bombillas porque se estropeaban constantemente.

“Al principio estaba muy bien, pero en la noche era cuando más se me complicaba, porque afuera no había luces, y la seguridad del cuartito era una rejilla de la mitad de mi tamaño, pero también en mi cuarto la ventana tenía sin vidrio”

Recuerda que si bien no vivió una situación de inseguridad como tal, si hubo una ocasión que tuvo mucho miedo precisamente por el lugar desprotegido, pues en la madrugada llegaron a tocarlo y a la media hora, al final se escuchó la voz de una mujer conocida y fue a abrirle la puerta.

Además de los inconvenientes que enfrentó durante su estadía, otro problema fue lafalta de suministros, esto a pesar de que solo se brindaba atención primaria, como dolencias comunes como gripe.

Pero no solo estuvo a cargo de la Unidad de Medicina Rural, pero también tuvo que cubrir metas de atención establecidas por el propio IMSS, y por ser muy pequeña esta localidad, tuvo que trasladarse a localidades cercanas, aún con mayor demora para cumplir con las metas mensuales, de las cuales depende la llegada de recursos y medicamentos. .

“Para darle un recurso a la Unidad de Medicina Rural, 278 habitantes es muy poco, entonces no le vendría bien al Instituto y lo que hacen en estos casos donde hay unidades con muy poca población, ponen a reunir a otras poblaciones más pequeñas. los habitantes mínimos que se necesitan

En su caso tenía tres; Casas Blancas Barraza y Ciénega, donde tuve que acudir cada dos meses a brindar la consulta para lograr los objetivosy para moverse tenía que viajar una hora entre cada pueblo.

La gente está acostumbrada a la presencia de hombres armados.

La médica interna regresaba a Gómez Palacio donde vive con sus padres cada quince días, y aprovechaba su visita para llevarle los alimentos que necesitaría porque era difícil conseguir estos insumos, solo si iba a Nuevo Ideal.

También otro de los aspectos que destacó de su estancia en Las Iglesias, fue la presencia de hombres armados, situación que para los habitantes es muy común, sin embargo se observaron “acciones extrañas” y aunque para los locales era muy habitual, para ella eran situaciones que la alertaron.

Duró alrededor de cuatro meses en Las Iglesias, y fue gracias a la movilización de médicos internos que logró cambiar de lugar para realizar su Servicio Social.

Después del asesinato E.Rick Andrade Ramírez el 15 de julio en El Salto, Pueblo Nuevo Durango, médicos internos de diferentes facultades de medicina del país, manifiestonorte exigir mejores condiciones en los lugares donde tengan que hacer obra social, con el cumplimiento de las Norma Oficial Mexicana NOM-009-SSA2-2013. Debido a estos movimientos, muchos médicos internos suspendieron su servicio social y amenazado con implementar un protecciona pesar de eso Se llegó a un acuerdo entre los estudiantes de medicina y las autoridades.

Fue el pasado lunes 01 de agosto cuando Adriana Berenic García López volvió a realizar su Servicio Social, pero ahora en la localidad de Rodeo, donde estará en elHospital Generalcon mejores condiciones y principalmente donde sienta que puede desarrollarse más como médico.

Segundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.