Paciente curado de VIH y cáncer de sangre 30 años después del diagnóstico

El caso del paciente abre oportunidades para los pacientes mayores que viven con el VIH.

Jana K. Dickter, MD, profesora asociada clínica de City of Hope en la División de Enfermedades Infecciosas. Foto: Foto: Business Wire.

Está paciente66, ha estado en remisión por un total de 17 meses, en los cuales no ha tomado tratamiento“más que agradecido” de que el virus ya no está en su cuerpo, dijo este hombre, que prefiere no ser identificado, y que actualmente es conocido como el cuarto caso reportado por los científicos.

El evento fue presentado en centro de tratamiento integral para el cancer ciudad de la esperanzaen Duarte, California; y se destaca que dentro de su experiencia, con tantos años siendo portador del virus inmunológico, el paciente sostiene con orgullo, “ya ​​no tengo VIH“, aunque muchos de sus allegados no pudieron haber un tratamiento antirretroviral, ya que esto es reciente.

los El VIH afecta el sistema inmunológicoque en consecuencia y debido a la falta de sistema inmunológicocausa el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (CÓMO), lo que hace que el cuerpo tenga dificultades para combatir las infecciones.

City of Hope, una de las organizaciones de investigación y tratamiento del cáncer más grandes de los Estados Unidos, anunció hoy que un hombre de 66 años a quien se le diagnosticó VIH en 1988 ha estado en remisión del virus durante más de 17 meses después de dejar de tomar antirretrovirales. terapia (ART) para la enfermedad después de un trasplante de células madre de un donante no emparentado para la leucemia, según una investigación presentada hoy en la conferencia de prensa de AIDS 2022 por la Dra. Jana K. más gordoProfesor asociado clínico de City of Hope en la División de Enfermedades Infecciosas.

“Cuando me diagnosticaron VIH en 1988, como a muchos otros, pensé que era una sentencia de muerte, nunca pensé que viviría para ver el día en que ya no tengo VIH”, dijo el paciente, sin embargo, no recibió el terapia que curó del VIH, sino para tratar la leucemia que padece desde los 63 años.

El equipo médico decidió que el paciente necesitaba un trasplante de médula ósea para reemplazar sus células sanguíneas cancerosas. Por coincidencia, el donante era resistente, el virus entra en los glóbulos blancos del cuerpo a través de una puerta microscópica: una proteína llamada CCR5; sin embargo, algunas personas, incluido el donante, tienen mutaciones en CCR5 que cierran la puerta e impiden la entrada del VIH.

Una vez que se realizó el trasplante, los niveles de CD4 y el virus del VIH se monitorearon de cerca y se volvieron indetectables en su cuerpo, “nos emocionó informarle que su VIH está en remisión y que ya no necesita tomar la terapia antirretroviral que tenía”. recibido durante más de 30 años”, dijo el Dr. jana dickterespecialista en enfermedades infecciosas en City of Hope.

Esto sucedió por primera vez en 2011, cuando Timothy Ray Marrónconocido como el “paciente de Berlina“, se convirtió en la primera persona en el mundo en curarse del VIH. Brown terminó muriendo de cáncer en septiembre de 2020.

El paciente de Ciudad de la Esperanza es, de los cuatro casos, el de mayor edad al recibir este tratamiento y también el que más tiempo ha vivido con el VIH; sin embargo, los trasplantes de médula ósea no van a revolucionar el tratamiento del VIH para los 38 millones de personas infectadas en el mundo.

“Es un procedimiento complejo con importantes efectos secundarios potenciales. Así que en realidad no es una opción apropiada para la mayoría de las personas que viven con el VIH”, explicó Dickter.

Los investigadores están buscando formas de dirigirse a la puerta de enlace CCR5, a través de la terapia génica como un tratamiento potencial, “la tratamiento sigue siendo el santo grial de la investigación del VIH”, dijo la profesora Sharon Lewin, presidenta electa de la Sociedad Internacional del SIDA.

Lewin recordó que ha habido “un puñado de casos individuales de cura antes”, lo que proporcionó “esperanza continua para las personas que viven con el VIH e inspiración para la comunidad científica”.

Puerto Rico y el VIH

Mientras tanto, en Puerto Rico hay aproximadamente nueve mil personas con VIH que son seguidas y reciben un tratamiento hoy en comparación con otras partes del mundo.

Asimismo, “ya ​​nadie muere de VIH, hay que quitar ese mito de la prueba, esa es la solución, hay que tratarlos para que envejezcan, y duren lo que tengan que aguantar con VIH o sin VIH, porque nadie se muere si sigue su tratamiento”, aclara el Dr. Javier Morales, investigador pionero en el tema del virus del VIH (SIDA).

“En Nueva York, así como en países africanos, se ha logrado ese porcentaje deseado; en Puerto Rico, se está llegando a casi el 90% de las personas suprimidas”, dijo el director médico de la Unidad de Investigación Clínica para el SIDA, en Puerto Rico. Rico, Dr. Jorge Santana Bagur.

fuente consultada aquí.