Festival Guanajuato presenta libro que recorre sus 25 años de historia

Hace veinticinco años, en 1998, cuando el Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIF) se llamó Expresión en Cortometraje Festival Internacional de Cine, promovido por Sarah Hoch y Ernesto Herrera, en este proyecto descentralizado y absolutamente gratuito en una época en la que no había apoyos para la producción cinematográfica, un grupo de actores y cineastas ávidos apostó y se sumó a esta locura idea de encontrar espacios para un cine con sentido, entre estos jóvenes había entonces nombres desconocidos como muy escalanteJuan Carlos Rulfo, Carlos Hagerman, michel franco o Ernesto Contreras, por citar sólo un puñado de personas que luego se consolidaron como pilares de nuestro séptimo arte.

Poco a poco, ese festival que finalmente se convirtió en el GIFF fue reconocido como un valor de la exhibición cinematográfica y la promoción de nuevos talentos. El festival comenzó a tomar los callejones y plazas de Guanajuato, y con ello acercar a la gente común a grandes nombres del cine mundial, comenzó a desarrollar cinéfilos. Cómo estás Oliver piedra o Tim Burtonsolo por mencionar dos de las decenas de cineastas que extrañamente despertaron un interés masivo y aceptaron asistir a la reunión?

Todo este bullicio más que idilio ha sido documentado en el libro “GIFF. 25 aniversario”, que fue presentado este viernes como parte de la edición plata del encuentro cinematográfico, en el Museo de Arte e Historia de Guanajuatoen la ciudad de León, la primera de tres sedes del año.

El número presenta una valiosa colección de imágenes tomadas en los intersticios del encuentro cinematográfico desde su primer año, en 1998, y rescatadas de los diversos archivos del festival con los rostros de jóvenes como Carlos Cuarón, Guillermo ArriagaVanessa Bauche, Bruno Bichir, Diana Bracho, Héctor Bonilla, Pedro Armendáriz Jr., Juan Carlos Rulfo, Ofelia Medina o diego luna. Estas fotos, acompañadas de textos en español e inglés que muestran cómo el festival ha apostado por la innovación.

historias entrelazadas

“Para nosotros era importante documentar la historia de la GIFporque también es la historia del cine mexicano, es decir, es un retrato de 25 años de nuestro cine”, presentó la directora del festival, Sarah Hoch, y agregó:

“Ha sido un camino para crear un espacio dentro de la industria, donde los cortometrajes pudieran saltar y buscar financiamiento. Hay que recordar que eran tiempos en los que no había apoyo al cine mexicano y el GIFF fue el primero festival de cena en traer espacios de la industria como el mercado de lanzamiento y la incubadora. Empezamos a ser un festival de formación, de apoyo a nuevas generaciones, nuevas historias y nuevas formas de contar. Y todo este viaje está documentado en el libro”.

Las anécdotas en cinco décadas de un encuentro de esta magnitud, agregó Hoch, han ido desde las más emotivas hasta las más joviales. “Todos los años nos vemos sonriendo en el festival, pero me llevo la arveja en la oreja y me entero que se me está cayendo o quemando, pero a la vista de los demás todo va bien”, bromeó la también productora.

El dilema de la plataforma

Hoch ofreció luego su perspectiva sobre el panorama de la industria del cine en todo el mundo en términos de exhibición.

“Estamos en un momento de cambios en las peliculas. Tenemos un problema con las plataformas, que nos dio la oportunidad de vivir como industria (durante la pandemia), pero nos está alejando de las audiencias, de la celebración de cada película. Estamos observando y revisando a fondo el futuro de la relación del público con nuestro cine, con el talento y la creatividad. Ahora mismo vivimos más aislados, en nuestra propia película, que es Instagram, pero no somos tan talentosos como nuestros cineastas. Solo estamos girando para vernos solo a nosotros mismos sin volvernos al mundo y no vemos el cine que nos hace cuestionarnos a nosotros mismos”.

Volviendo al tema de la publicación, Jesús Herrera, coordinador editorial y diseñador del número, destacó que este libro se siente tan cercano porque se siente mucho más como un álbum familiar.

“Sigo agradecida de que sigamos imprimiendo libros, en este caso, para contar la historia de la familia cinematográfica nacional e internacional. Por eso creo que este libro es como un álbum familiar. Ha sido un camino de perseverancia, pero sobre todo de inclusión, donde cabemos todos los que formamos parte de la industria, desde los niños que inician con su primer taller, luego con los alumnos que en la maravillosa plataforma Identidad y Pertenencia comienzan a hacer su propio cortometraje, a los estudiantes más apasionados del Rally Universitario, a los directores que participaron en sus primeros años, como Amat Escalante o Michel Franco, que presentaron aquí su ópera prima, y ​​a los directores consagrados, como Iñárritu o Peter Greenaway y los directores de culto , Qué David Lynch o Tim Burton”.

El libro “GIF. 25 aniversario”, explicó Hoch, se trata de un proyecto de mil ejemplares cuya primera tirada es de 500. Será gratuito y gran parte será donado a bibliotecas, instituciones culturales, el Imcine, el gobierno de Guanajuato e instituciones en el exterior donde se festival es muy conocido.

ricardo.quiroga@eleconomista.mx

rrg

Leave a Reply

Your email address will not be published.