Crimen organizado amenaza seguridad de estudiantes de medicina – La Voz de la Frontera

El crimen organizado amenaza la seguridad de los estudiantes de medicina de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) que son asignados como internos a centros de salud ubicados en el Valle de Mexicali.

El semestre pasado un estudiante fue intervenido e interrogado por un grupo fuertemente armado cuando conducía a plena luz del día por una carretera de una zona rural.

Al tener conocimiento del incidente, la UABC reasignó al estudiante a otra área como medida de protección y para realizar su pasantía.

TRISTE REALIDAD

José Manuel Avendaño Reyes, director de la Facultad de Medicina de la UABC sede Mexicali, confirmó que este incidente, entre otros, obligó a buscar y diseñar por primera vez una estrategia para blindar prácticamente a los médicos en formación durante el próximo ciclo escolar.

“Esta es una realidad muy triste en todo el país, Baja California y particularmente el Valle de Mexicali, no está exento de esta realidad de violencia e inseguridad hacia nuestros internos”.

Para el semestre 2022-2, la UABC asignó 60 plazas para médicos internos y 30 de esas plazas corresponden a unidades médicas de la zona del valle y es en ellas que se enfocará un esquema de protección y vigilancia.

El Director de la Facultad de Medicina adelantó que una medida inmediata ante cualquier episodio de violencia o amenaza, por mínima que sea, será retirar a los internos del área, aunque reconoce que eso implicaría dejar desatendidas estas unidades de salud. .

“Hay que tener en cuenta que cuando se saca a un interno de un centro de salud, muchas veces ese centro se queda solo y representa un verdadero problema para el Ministerio de Salud y sobre todo para la gente”.

Los pasantes que deban ser removidos serán reasignados a otras áreas de extensión que estén más inclinadas a la investigación.

LA ESTRATEGIA

Antes de que se conociera el asesinato de Erick Andrade, médico interno asesinado en Durango, la Facultad de Medicina de Mexicali ya se había acercado a la Fiscalía General del Estado (FGE) para solicitar una estrategia de seguridad para los estudiantes que acuden a zonas rurales. .

Avendaño Reyes aseguró que se buscó la coordinación por las experiencias del año anterior.

“El contacto se hizo en relación a unos hechos violentos que no terminaron mal pero que sí nos alertaron el año pasado”.

En reunión entre personal de la FGE y médicos internos, se acordó monitorear en tiempo real el traslado de los estudiantes a los centros de salud a través de una aplicación móvil.

También se instaló un enlace directo al 911 en sus teléfonos, además de crear grupos de WhatsApp donde estarán presentes las autoridades de seguridad y la Facultad de Medicina.

“Una vez los chicos estén en sus puestos de trabajo, nos vamos a reunir de nuevo para planificar las rutas desde que salen de casa hasta que llegan a su centro de salud y se les hará un seguimiento en tiempo real, si hay alguna demora o retraso en el transferencia o devolución lo realizaremos de inmediato”, explicó el director.

También se definieron las rutas peligrosas que existen en el Valle de Mexicali, exhortándolos a evitarlas.

El personal de la FGE capacitó a los estudiantes de medicina sobre cómo actuar si se les acercan grupos armados o amenazados.

La Asociación Nacional de Aprendices de Medicina ha estimado que cada año se asignan hasta 6.000 estudiantes de medicina a centros de salud en comunidades remotas, lugares donde generalmente no hay médicos contratados.

La organización también ha documentado que hasta un 40% de los internos sufren ataques y en muchos casos estas situaciones provienen del crimen organizado.

Leave a Reply

Your email address will not be published.