Gracias ‘Lightyear’ por cambiar finalmente las cosas en Pixar

Año luz es muchas cosas. Un homenaje a los clásicos de la ciencia ficción y otro mucho más sensible a la generación de espectadores que se convirtió Historia del juguete en un éxito generacional. Pero sobre todo es el El primer intento concreto de Pixar de llevar su política de inclusión a un público más amplio. El estudio luchó y logró incluir una escena en la película que mostraba un beso fugaz entre una pareja del mismo sexo. La decisión ha causado una controversia inmediata y una controversia considerable en torno a la película.

Para la fecha de su estreno, Año luz había sido prohibido en catorce mercados diferentes. La lista incluía países de Medio Oriente como Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y también algunos países asiáticos, como Malasia. Sin embargo, ambos Pixar y Disney se negaron a censurar la película. El resultado ha sido una discusión a gran escala sobre el propósito y la forma de mostrar personajes de la comunidad LGBTQ+ en el mundo animado.

Se trata de una polémica que revive una de las discusiones cruciales no solo respecto a la producción, sino también a Pixar como estudio. Más allá, la discusión incluye proyectos dirigidos a los niños como género. ¿Cómo deben manejarse el lenguaje y los símbolos en medio de la presión para censurar cierto contenido?

En Año luzla decisión de incluir narraciones queer en los proyectos principales es más claro que nunca. No solo por el hecho de mostrar un beso entre una pareja del mismo sexo. La película reafirma el hecho de su existencia y Se le da un lugar destacado en la trama. Esto, aunque no lo parezca, es un hecho inédito en producciones similares. Podríamos ser hablando de una nueva etapa que tal vez muestre un nuevo rumbo en la forma de entender y profundizar la inclusión. Una que, a pesar de la polémica, se erige sobre la necesidad de nuevas narrativas. Este es el objetivo a largo plazo que Pixar parece haberse fijado desde hace años y del que Año ligero es el mejor ejemplo.

Una larga batalla por ‘Lightyear’

Año luz

El 9 de marzo de este año, los empleados LGBTQ+ de Pixar enviaron un comunicado a Walt Disney Company. El documento decía que ejecutivos censuraron durante años cualquier tipo de inclusión del colectivo en películas de estudio. Aunque no mencionaron a qué proyectos se referían ni dieron detalles, una cosa quedó clara. Pixar tuvo que lidiar con la obligación de depura cualquiera de tus producciones de contenido inclusivo. Un hecho que al parecer ejerció una presión considerable y cada vez más incómoda sobre los trabajadores del estudio.

Leave a Reply

Your email address will not be published.