Trata de médicos | El economista

Una de las consecuencias del viaje de López Obrador a Cuba son dos hechos que seguro a muchos nos preocupan. Por un lado, se anuncia que nuestro gobierno contratará a 500 médicos cubanos para trabajar en el sistema de salud y, por otro, que México compró vacunas cubanas para aplicar a los niños mexicanos. Que par de noticias.

Hay que recordar que Naciones Unidas ha mostrado (desde que comenzaron estas caravanas médicas) su preocupación por las condiciones laborales y personales de los “profesionales” enviados por la isla caribeña en estas misiones internacionales. Empecemos por precisar que, según estos informes, no en todos los casos se trata de personal capacitado que cumpla con la normativa de México (o de otros países) para poder ejercer la medicina. Este problema de base nunca se solucionó, ni siquiera cuando estas misiones llegaron en tiempos de la primera ola de Covid en 2020. La ONU documentó que estos trabajadores cubanos reciben solo entre el 10 y el 25 % de los supuestos salarios que les pagan desde la mayor parte de este. el dinero sigue en manos del gobierno (o mejor dicho…dictadura) de Díaz-Canel.

También cabe mencionar que los médicos cubanos itinerantes se sienten presionados a participar en estas giras por temor a represalias contra ellos o sus familias por parte de las autoridades de su país. Los médicos que logran escapar de este programa de internacionalización no pueden regresar a Cuba por un período de 8 años y sus familiares quedan expuestos a sanciones y peores por la deserción de su familiar. De ahí la situación del respeto a los derechos humanos en Cuba, ese país que tanto admira y apoya nuestro presidente.

El Parlamento Europeo también ha calificado las misiones de médicos cubanos en el exterior como trata de personas y esclavitud moderna. Esta institución europea condenó las sistemáticas violaciones a los derechos humanos cometidas por el Estado cubano, específicamente contra su personal de salud.

Desde el punto de vista de las organizaciones médicas mexicanas, también han protestado y alzado la voz por los miles de profesionales médicos que actualmente se encuentran subempleados o desempleados o que no aceptan trabajar en condiciones muy precarias en localidades lejanas donde no se les brinda lo esencial. material para poder ejercer su profesión. Estos grupos, a través de un comunicado difundido en redes sociales, expresaron abiertamente su descontento y el desconocimiento por parte del gobierno federal de la capacidad académica de nuestras universidades y las carencias que enfrentan los médicos, tras la desaparición del Seguro Popular, el ruidoso el fracaso del INSABI y la insuficiencia de la propuesta de Bienestar del IMSS. En estos estamos.

En relación a las vacunas cubanas, la comunidad médica está sorprendida por el presunto uso de estos biológicos, que ni siquiera han pasado por la fase tres de la investigación que debe ser certificada científicamente antes de su uso en humanos. Además de que no están reconocidos por la OMS y que podrían poner en riesgo la salud de los niños mexicanos.

¿Por qué poner en riesgo a nuestros hijos o nietos por una mala decisión que se debe únicamente a un compromiso ideológico y no a la responsabilidad de cuidar a nuestras familias? La ignorancia y el afán de poder son malos y peligrosos, casi me atrevería a decir que representan una mezcla explosiva para el bienestar de los mexicanos. ¡Cuidado!

hola vale

Psicólogo

columna de invitados

Psicóloga, conductora, escritora, comentarista de Grupo Fórmula.

Leave a Reply

Your email address will not be published.