“Quiero quedarme en la NBA, sé que puedo hacerlo mejor”

Cuando denver fue eliminado de la NBA, Facundo Campazzo Viajó a Córdoba para reencontrarse con su familia. La primera, ir a casa de su hermano a comer un asado y descansar. Pero ya está entrenando con un entrenador de tiro estadounidense y un entrenador de tiro argentino.. En un momento de estas actividades, el base habló con Viejo.

mira también

Vídeo: así sorprendió Jokic con el MVP de la NBA en Serbia

-En la primera temporada jugaste mucho, todo estuvo genial, hasta te mimaron. En el segundo hasta te metían 13 segundos en un partido, jugabas poco… ¿La NBA es dura, no?

Sí, por supuesto que es difícil. Es una de las ligas más difíciles que me han tocado. Creo que todo pasa por la cabeza, mentalmente hay que estar preparado para muchas cosas. Obviamente, después viene el físico, pero hay días, hay meses o semanas o tienes minutos, juegas mucho, tienes protagonismo. Eso viene de la mano con un buen desempeño. Y es todo muy bonito, increíble…

-Pero…

-Pero también tienes momentos, semanas, meses, juegos que no tienes que jugar, así que tienes que estar preparado para eso. Tienes que saber cuáles son las reglas del juego cuando estás aquí. En la primera temporada tuve que jugar más de lo que esperaba, por lo que tenía que estar preparado para tener más protagonismo en un equipo en el que en principio no iba a tener tanto. Y en la segunda temporada era parecido a la primera si hubieran estado todos sanos, entonces yo ya tenía la idea de que esto iba a pasar y que podía pasar. Obviamente al principio es mucho más difícil porque quería jugar, pero luego entiendes cómo es esta liga, cómo funciona.

Campazzo entrena con Mariano Sánchez (hijo del Huevo) y el yanqui Dave Love en Córdoba.

Campazzo entrena con Mariano Sánchez (hijo del Huevo) y el yanqui Dave Love en Córdoba.

-¿Qué te pasaba por la cabeza?

-A partir de ahí uno se mentaliza, intenta estar preparado a ver si te llama el entrenador. Si no estás jugando bien y el entrenador intenta variaciones, así que tienes que estar preparado para eso mentalmente.

El DT Michael Malone no usó tanto a Facu esta temporada.

El DT Michael Malone no usó tanto a Facu esta temporada.

mira también

De Cecco fue campeón en Italia, la NBA de voleibol

¿Te apoyaste en alguien?

-No es que estuviera mal, no es que necesitaba dejarlo y hablar con alguien. Sí hablé con familiares o con los más allegados, pero no es que necesitara algo extra o que me descargara porque tenía algo guardado. Es difícil no jugar, me gusta jugar, pero entendí cómo funcionaba esto. Si hubiera alguien mejor que yo, jugaría, y si el que estaba jugando hiciera que el equipo jugara y ganara, tendría más minutos y yo quedaría fuera de la rotación.. Intento ponerme en la piel del entrenador, qué hubiera hecho yo… Hubiera hecho lo mismo: probar, probar variantes. Y si esas variantes funcionan y dan fluidez a esa segunda unidad, bienvenido sea.

-Entonces entendiste…

-También tuve mi culpa por partidos que jugué mal. Si cuando me tocaba entrar el equipo no bajaba, pero el equipo bajaba muchas veces. Quizás no la metió, tuvo errores defensivos. Entonces era obvio que el entrenador iba a buscar variantes, y cuando las probó y le fue bien y encontró esa fluidez que buscaba, lo entendí.. Lo que hice fue entrenar duro, estar bien, con confianza, entendiendo cómo era la situación y, si tenía que entrar, hacerlo con esa confianza y dar lo mejor de mí.

mira también

El acusado de asesinar al ex NBA dice que se defendió

-¿El entrenador y los jugadores le seguían hablando como antes?

-Cuando empecé a salir de la rotación ya hablábamos de buscar otras variantes, que iban a poner a otro jugador. Y que traté de estar listo. Siempre sentí esa ayuda, esa contención cuando iba a haber un cambio en los últimos meses que no tenía que jugar mucho. Seguía haciendo el mismo tipo de exploración, pero a la hora de hacerlo en equipo no me tocó porque no estaba en la rotación y tenía que verlo desde afuera. Pero tenía que ver los mismos videos, estar atento, ver como defendía a un rival así, sabiendo que a lo mejor no iba a jugar o a lo mejor, si pasaba algo, me tocaba a mí.. El día a día era igual, solo que tenía que estar preparado si pasaba una lesión o algo, o la segunda unidad no estaba jugando bien, para volver a jugar.

-Tu contrato finaliza el 30 de junio, y si pudieras elegir… ¿Sigues en la NBA sabiendo lo que te pasó o tendrías más protagonismo en Europa como lo hiciste en el Real Madrid?

-Me gustaría seguir intentándolo en la NBA. Voy a intentar quedarme en la liga, aunque es difícil saber qué opciones hay, qué equipos están interesados, etc. Hay que esperar hasta el 1 de julio, ver las opciones y tomar la decisión. Pero mi idea es intentarlo de nuevo.. La primera temporada y parte de la segunda tuve buenos y malos momentos, me sentí bien, hice buenos partidos con un buen nivel, así que me dejé llevar por esas buenas sensaciones y lo intentaré.

mira también

Tiene 16 años y debutará en la Top Race

-Por lo que ya has jugado, ¿crees que perteneces a esa élite, estás a la altura?

-Eso creo, creo que vale la pena intentarlo de nuevo. Me sentí cómodo, sobre todo en muchas partes de la primera temporada que me tocó jugar, siendo titular en los playoffs casi todos los partidos, tenía que ser el segunda base. En el segundo que comencé a jugar, bien o mal, pero comencé a jugar. Tenía buenos sentimientos, me dejo llevar por ese buen sentimiento y sé que puedo hacerlo mejor. Así que quiero tomar eso y probarlo.

¿Quieres venganza?

-Yo creo que el papel que tenían en Europa, de base titular, tener mucho el balón en la mano, tomar muchas decisiones, en la NBA sé que no lo voy a tener. Así será mi madurez. Así que sigo decidido, quiero seguir intentándolo, quiero seguir siendo parte de un equipo, aunque venga desde atrás. O para lo que sea tener la oportunidad de demostrar que puedo estar a la altura de la liga. Evidentemente a uno le gustaría tener más el balón, pero sé que hay que correr. En mi caso tengo que renunciar a parte de mi juego, corre el ego. Tener el rol que necesita el equipo, quiero ser parte de eso y creo que me ayudará a madurar y mejorar como jugador.

Sigo decidido, quiero seguir intentándolo, quiero seguir siendo parte de un equipo.

mira también

La NBA llega a Oriente Medio por primera vez

-Ya tuviste un papel diferente. Desde la primera temporada viste que era mucha defensa…

-Sí. Traté de sacar la situación que el equipo quería de mí, sé que defensivamente puedo dar cosas, sé que puedo luchar contra su tamaño, que es mucho más grande. También puedo jugar o pegar unos triples o el tiro que me toca, de esquina, de penetración. Cuando tuve la oportunidad de hacerlo lo hice bien, estuve cómodo, pero siempre intento dar energía desde la defensa, contagiarla desde ese aspecto. Desde que empecé a jugar en Peñarol.

-¿Cómo viviste la semana del fichaje? ¿Te sorprendió no haber ido a otro equipo?

-Siempre es una semana especial, te puede pasar. Muchos no estamos seguros, no estamos seguros, no sabemos. Así que es un poco incierto ver qué sucede. Estaba tratando de no ponerme nervioso, tal vez era mucho más probable que algo pasara en la segunda temporada y no en la primera. Pero te preparas mentalmente para ese tipo de cosas. Sabes que si pasa, agarrarás tu maleta y te irás a otra ciudad a jugar. Hay que tomárselo con calma, aunque te agarre un poco de ansiedad y nerviosismo. Obviamente miré las redes sociales, pero me lo tomé con calma. Estaba tratando de poner mi energía en el entrenamiento, día a día.

mira también

Liga Nacional de Baloncesto: ya están los cuatro semifinalistas de la Liga

-¿Te gustaría quedarte en Denver o irte a otro equipo?

-¿La verdad? no sabría decirte En Denver estuvo bien, pero en lo personal me gustaria tener la oportunidad de jugar mas. Aunque de un año a otro en el mismo equipo la plantilla puede cambiar mucho, por lo que hay que esperar hasta julio.

-¿Cómo te lo estás tomando?

-Normalmente en estos momentos me pongo nerviosa y ansiosa, pero ahora estoy tranquila, curiosamente estoy tranquilo. Trato de no mirar las redes sociales y demás.. Disfruta el día con la familia. Que sea lo que tenga que ser. Me estoy preparando para estar listo, entrenando, tratando de estar bien.

“Al menos todavía estás en los grupos de texto de Denver, ¿verdad?”

-Sí, sí, por ahora estoy, ja, ja.

Leave a Reply

Your email address will not be published.