La frase que inmortalizó al Rey de los Palenques

“Mientras ellos sigan aplaudiendo, yo sigo cantando”, fue la frase que inmortalizó Vicente Fernández y que hizo que sus presentaciones deleitaran a miles de personas; él sería considerado el rey de los palenques.

fue en la feria León Guanajuato donde el cantante dijo por primera vez aquella frase que lo acompañaría en cada una de sus presentaciones y fue en ese mismo lugar donde Chente se despidió del escenario.

“Cuando estaba cantando, uno de los empresarios me hizo señas de que terminaría, a lo que le dije ‘me están pidiendo que termine, pero mientras sigan aplaudiendo, yo seguiré cantando’, por eso es un lugar que llevo en el corazón”, explicó el cantante en su último palenque.

Lea también: Critican aparición de Silvia Pinal en obra de teatro: “¡Terrible, qué vergüenza!” dice Lalo España

Con más de 50 años de carrera artística, en 2015 Vicente Fernández se despidió de sus queridos palenques que lo vieron crecer y lo hizo ante casi siete mil personas en ese momento.

“Buenas noches mi querido León Guanajuato, tengo un deseo muy grande y una tristeza en el alma, vengo a agradecerte todo tu cariño y sobre todo por darme esos aplausos. Después de varias enfermedades, pero aquí estoy ahora tan que salgan muy contentos esta noche que es la penúltima que me tienen aquí”, dijo según Notimex.

Nuevo Laredo también fue testigo de uno de sus últimos espectáculos cuando se presentó en 2009, cuando llenó el viejo Palenque en Expomex, una de las más grandes de todo el país.

En aquella ocasión también respondió su frase favorita, “si Nuevo Laredo sigue aplaudiendo yo sigo cantando” y así sumó las voces de miles de asistentes con cada uno de sus hits.

Lea también: Belinda enloquece a fans con otro bikini en su propio edén

Y
El Charro de Huentitán era conocido como el Rey de los Palenques, también porque procuraba recorrer todos los rincones de la republica mexicana haciendo presentaciones, y le apasionaba tocar a donde fuera durante muchas horas para complacer, dijo, al público que lo dio todo en su vida.

“La discoteca no me gusta porque es muy diferente, me gusta mucho sentir un gesto, que si me equivoqué y dije una estupidez, entonces la gente se da cuenta y me aplaude, pero es muy diferente (hacer un concierto ) en un hotel o en una discoteca, lo que pasa es que noté que tenía que cantar como unas cuatro horas, y al principio estaban muy apagados, pero después de una hora y media, cuando empezaron a ponerse felices, yo tenía volver a cantar como si volviera a empezar y eso me costó mucho”, dijo a los medios.

Tener a la gente cerca de él y sentirla era primordial, por eso le gustaba tomarse selfies con sus fans, acercándose a ellos, abrazándolos y haciéndolos sentir parte de su familia durante su show.

“Y la discoteca no me gusta por las luces que tienes delante como ‘buey encandilado’ y no ves, primero te estás cuidando de no ir ‘hocico’ y luego no ves el público y yo tenemos que estar pendientes del público, primero a ver con qué canciones los puedo animar y si están muy contentos con qué canción les hago beber el próximo vaso”, dijo.

También se caracterizó por tener un carácter fuerte y de repente meterse a golpes con un asistente que intentaba agredirlo física y verbalmente durante sus presentaciones, y en vez de guardar discreción sobre sus enfrentamientos, le gustaba hablar de ellos, para que la gente lo supiera. eso fue lo que paso

“Salgo a cantar y hay una canción muy de moda de Nelson Ned ‘A pesar de todo’ y me doy la vuelta (en el escenario) y un tipo me dice ‘eres marica’, y yo dije mal gusto para bromear con el mariachi, me doy la vuelta y me vuelve a decir ‘tú eres marica’… luego hace poco me armaron un escándalo porque le pegué a alguien en Texcoco, y dije, ‘recién se enteraron que soy luchador, pero van a ver por qué señor, repita lo que me acaba de decir, porque luego dicen que son paleros’ y en el micrófono me dice ‘usted es un maricón, con palabras más fuertes’ y su novio es Juan Torres, hasta me eligió a mi pareja (risas), así que agarré una botella de brandi y se lo llevaron, pero con la cabeza bien abierta, a los cinco minutos me arrepentí”, recordó en entrevista con Verónica Castro. .

Leave a Reply

Your email address will not be published.