“Jokic me ayuda a ser creativo, a alejarme de las soluciones tradicionales”

Jordi Fernández (Badalona, ​​1982) Ella nos atiende después de llevar a los pequeños al colegio en uno de sus pocos días libres esta temporada. Apenas han pasado dos semanas desde la eliminación de la pepitas de denver en la primera ronda de los playoffs tras otro año complicado por las lesiones. El segundo entrenador, miembro imprescindible del cuerpo técnico que dirige Michael Malone, reconoce que los últimos años, con la pandemia de por medio, le han dificultado aún más el trabajo y que está contento de poder descansar un poco. El lunes vuelve a la carga con la planificación del próximo curso, pero antes atiende el teléfono mundo deportivo hablar de Nicolás Jokicrecién nombrado MVP de la temporada regular por segunda temporada consecutiva, el equipo y sus ambiciones profesionales.

¿Cómo se siente un entrenador cuando se entera de que su jugador repetirá como MVP de la NBA?

Muy orgulloso, nos alegramos mucho por él. Es muy difícil tener un MVP en tu equipo, y serlo dos años seguidos tiene mucho mérito. Gran parte del mérito es de él, de su trabajo, de su actuación, y la otra parte es del equipo en su conjunto. Sin sus compañeros y todos los que formamos parte de la franquicia, desde los fisios hasta el propietario, todos hemos podido ayudarle un poco a conseguirlo. Siempre lo dice, él solo no lo entendería.

El papel de un entrenador es enseñar y acompañar a sus jugadores, pero ¿qué aprende un entrenador de un jugador del calibre de Jokic?

Aprendes mucho, Nikola me ayuda a ser creativo. En el día a día te permite hacer cosas que son difíciles de ver. Un jugador tan grande que puede jugar en cualquier posición, te ayuda a alejarte de las soluciones tradicionales a nivel táctico. Jugamos mucho a través de él heads-up. Nos convierte en un equipo bastante único en nuestro sistema de juego.

Horizontal

Nikola Jokic conversa con Stephen Curry tras la eliminación de los Denver Nuggets en la primera ronda de los playoffs

Jed Jacobsohn / AP

Has manejado a grandes estrellas en el pasado y has trabajado muy de cerca con Kyrie Irving, LeBron James y el mismo Jokic. No hay malos jugadores en la NBA, pero ¿qué hace que los mejores se destaquen?

Esto pasa en todas las ligas. Los profesionales son especiales, pero dentro de este grupo están los que marcan la diferencia. Son los que te permiten hacer cosas especiales, ganar títulos. En términos estadísticos, son los que mejor rendimiento dan y más producen. Al final, como en la mayoría de los trabajos, la producción es lo que cuenta. Nikola es el primer jugador de la historia en sumar 2.000 puntos, 1.000 rebotes y 500 asistencias en una temporada. Eso ejemplifica cómo nos guía en la cancha, y luego el lado vocal de él liderando a la manada en el vestuario. Esto sucede en los Estados Unidos y en Europa. Si observa cualquier equipo, puede identificar rápidamente a estos líderes que marcan la diferencia.

“Si hay que enseñarle algo, es muy receptivo. Eso me facilita el trabajo, puedo acercarme a él”

La elección del MVP lleva últimamente cierta polémica. ¿Qué se puede decir a quienes cuestionan los méritos de Jokic?

No ha sido un resultado muy igualado, ha habido bastante diferencia. Todos pueden comentar y evaluar lo que significa. En este caso, para mí, es el jugador que más ha marcado la diferencia. Nadie había logrado sus estadísticas antes de este año, y eso habla de su impacto en el juego. Para mí está bastante claro, pero las otras opiniones son respetables.

Tus compañeros de profesión siempre te han elogiado por ser un gran maestro de jóvenes talentos. ¿Qué rastro de ti hay en el Jokic que vemos ahora?

Más que mi marca, es realmente la que me deja. Los entrenadores aprenden de los jugadores y de los grupos para hacer frente a diferentes situaciones. Es muy fácil de entrenar, entiende todos los conceptos y se comunica muy bien en la pista. Este año he estado a cargo de la defensa del equipo, y él es un referente por su buen entendimiento del juego. Si hay que enseñarle algo, es muy receptivo. Siempre se reta a sí mismo para mejorar. Eso me facilita el trabajo, puedo acercarme a él. Esto no ocurre tanto en el mundo de los deportes profesionales, no es tan fácil acceder a ellos. Hay quienes son demasiado sensibles a sus errores o cosas a mejorar.

“Hemos trabajado con muchas referencias de Gonzalo Pérez de Vargas. Su trabajo se puede trasladar defensivamente al baloncesto”

¿El MVP todavía tiene que pulir detalles? ¿Cual?

Va a seguir mejorando su tiro exterior. Cuando acierta de tres dificulta aún más su defensa, aunque ya es casi indefendible. Este año ha sido un reto, porque nos faltaban dos de nuestros mejores jugadores y eso cierra mucho el campo. Más que mejorar, en ese sentido tiene que seguir creciendo. Defensivamente, le cuesta proteger la canasta. Los números lo dicen. Es bueno con las manos, la anticipación de él es de la escuela serbia. Podía jugar voleibol, balonmano, todo bien. Su coordinación es muy buena y hemos trabajado con muchas referencias de Gonzalo Pérez de Vargas. Su trabajo se puede traducir defensivamente al baloncesto. Al principio se decía que sufría mucho atrás, pero para mí es un jugador de medio arriba defensivamente. El rebote defensivo es lo que más cuenta, y él es uno de los mejores en eso.

¿Cuál dirías que es el rasgo más subestimado de Nikola? ¿Por qué?

La defensa sí, puede sufrir más el uno contra uno contra pequeños o proteger la canasta en vertical. Luego su capacidad de anticipación y rebote, en la que casi tiene un superpoder. Hemos sido el número 1 de la liga en porcentaje de rebotes defensivos durante años consecutivos, y eso tiene mucho que ver con él.

Horizontal

Jordi Fernández lleva más de 13 años entrenando en Estados Unidos y ha pasado los últimos 6 en Denver como asistente de los Nuggets

Colaboradores

La franquicia cuenta con el Jugador Más Valioso de la competición, pero el viaje a las Finales se le sigue resistiendo. ¿Es frustrante lo que ha pasado en los últimos años?

Las lesiones son parte del juego, y tienes que preocuparte por el rendimiento del equipo con lo que tienes. Personalmente estoy orgulloso de este año, a todos nos gustaría ganar, pero influyen muchos factores. Para ganar un anillo nunca debes dejar de creer. Tenemos un grupo especial, el año pasado todo se frustró por la lesión de Jamal y este año nos han faltado 70-80 millones en la cancha. Hemos sido un grupo muy competitivo en los últimos años, y con más o menos talento en la pista siempre hemos luchado.

¿Qué hace un entrenador de la NBA cuando la temporada termina antes de lo esperado?

Un poco de descompresión, es muy difícil. El calendario de 82 partidos, y cómo han venido las últimas temporadas con la pandemia. También fui a los Juegos Olímpicos, lo que puso más estrés en mi vida personal y profesional. Tengo 10 días libres desde que terminamos y el lunes tengo una reunión para empezar a planificar el próximo año. Quizás después del Draft haya dos semanas más lanzadas. El tema es que en verano es cuando más se puede mejorar, y de hecho nuestros jugadores solo descansan un par de semanas y vuelven a entrenar.

¿Espera un verano movido o el equipo tiene claro que quiere mantener el rumbo?

No es parte de mi trabajo, pero tenemos un grupo fuerte. Si hay una opción para mejorar la plantilla, siempre hemos tenido la mente abierta. Nuestra dirección técnica tiene mérito, y el trabajo es excepcional. Hemos eliminado jugadores en la primera ronda como Jamal. [Murray] y miguel [Porter Jr.]y segundo a Nikola [Jokic]monte [Morris]. Elimina jugadores de este nivel… para ganar una carrera de caballos primero tienes que tener el caballo ganador.

Campazzo en una imagen reciente con los Nuggets.

Facundo Campazzo, en una imagen reciente con los Denver Nuggets.

punto de acceso

La situación del Facu Campazzo

“Seguir trabajando y estar preparados. Es duro para él, no ha tenido muchas oportunidades y se le ha dado más terreno a un debutante, que al final se ha convertido en el base suplente”, explica Jordi Fernández al hablar de su temporada. El argentino Facundo Campazzo.
Para la plantilla de Denver, la aportación del base ha seguido siendo clave durante el curso: “En cuanto ha habido lesiones o al principio, cuando estaba en la rotación, nos ha ayudado a ganar partidos. Poniendo al equipo por delante y teniendo una buena actitud, que es lo que más cuenta y eso no se lo pueden negar”.
En medio de los rumores sobre un posible regreso a Europa, Fernández cree que el cordobés tiene calidad y atributos suficientes para quedarse en la NBA: “Debe haber sido difícil para él no jugar, porque es una de las personas más competitivas que he conocido , pero esa es precisamente la razón por la que podrá seguir en esta liga muchos años”.

Llevas muchos años en los Estados Unidos e incluso has sido entrevistado para ser el entrenador en jefe de una franquicia. ¿Siempre has trabajado con ese objetivo en mente?

Ciertamente me gustaría, pero no es una meta que genere ansiedad. Creo que sucederá tarde o temprano. Trato de disfrutar el presente. Como entrenador asistente tengo progreso y cosas que aprender. Si se me presentara una oportunidad ahora, siento que estoy listo. Trato de ser el mejor en mi rol, y mi prioridad es que el equipo llegue lo más lejos posible. Si me pusiera nervioso ser entrenador en jefe me podría ir a otro lado, pero la verdad es que estoy muy contento aquí.

“He recibido interés de un equipo de Alemania, pero sé que mi puesto aquí es difícil de rechazar”

¿Le llamaría la atención la idea de formarse en Europa? ¿Te han llamado alguna vez?

Por supuesto que me emocionaría mucho, y es algo que me gustaría hacer en mi vida. De hecho, he recibido interés de un equipo de Alemania, pero sé que mi puesto aquí es difícil de rechazar. Si pasa en el futuro, a nivel táctico y de baloncesto, es igual de interesante que estar aquí. En este momento, para mí y la familia es importante estar aquí. Las experiencias con la España de Scariolo o la Nigeria de Brown son importantes para mí, porque las disfruto mucho y me permiten seguir conectado con el baloncesto FIBA. Es refrescante y me ayuda a adoptar nuevos métodos.

¿Has hablado con Mike Brown últimamente? ¿Hay interés por parte de los Reyes?

Estoy muy feliz por él. Nuestra relación personal y profesional es muy buena y sin él no estaría aquí. Cuando lo tenga todo asentado y acabe la temporada con Golden State, ya veremos. No hay nada concreto, pero todos pensamos en crecer profesionalmente. Si hay una opción, la consideraré, pero sería difícil salir de aquí. Si llega la propuesta de Sacramento o de cualquier otra franquicia, lo decidiré junto con mi esposa.

Horizontal

Jordi Fernández, durante un entrenamiento con la selección española

Terceros

La NBA tiene muchas historias Disney, y los últimos premios MVP lo demuestran, pero la tuya no está nada mal, ¿eh?

Me siento muy afortunada, nunca he buscado este camino. Lo he encontrado aprendiendo y lo valoro cada día. La ilusión me hace seguir aquí, y estoy a punto de empezar mi decimocuarto año. Es un poco el sueño americano, y puedo confirmarlo. Los que sobreviven son los que hacen bien su trabajo. Siempre estoy abierto a sumar experiencias, como la exploración con la selección o el papel con Nigeria.

Se ha roto una barrera con la internacionalización de los jugadores, pero hay menos entrenadores de la escuela europea. ¿Por qué crees que esto ocurre?

Creo que esa barrera también ha sido derribada. Hay más entrenadores europeos en la NBA que americanos en la ACB. En nuestro caso tenemos a Ognjen Stojakovic, de Serbia, Boni N’Dong, de Senegal, yo mismo… y en la dirección técnica Martynas Pocius y Tomi Balcetis, de Lituania, Rafal Juc, polaco, y Dethie Fall, senegalés. , en el equipo de exploración. Hay siete perfiles de primer nivel. Evidentemente estamos más en la sombra, pero si vas equipo a equipo encuentras mucho talento internacional.

leer también

Leave a Reply

Your email address will not be published.