Talavera: Portento – Luis García

El Repechaje nos dio varios temas para plasmar en mi columna de esta semana, en algún momento me incliné por escribir sobre la vergüenza de los Rayados de Monterrey.

Una organización que durante mucho tiempo encabezó el fútbol mexicano, pero que ahora está aburguesada y necesita desesperadamente una purificación.

Las exhibió el honorable Atlético San Luis, haciendo mucho más profunda la herida. Pero al fin y al cabo decidí inclinarme por un personaje luminoso y capital que vive uno de sus mejores momentos. Que aunque ya es un veterano tiene un nivel exaltado, si, ese ente eres tu alfredo talavera.

Aunque tu equipo pumas Ese apodo de expertos en remontadas ya les empieza a doler, no siempre se puede venir de atrás, te has convertido en un titán universitario.

Daría la impresión de que estás empeñado en que cada vez que toques nos des una silla. No estoy aquí para descubrir nada señalando que cuanto mayor se hace un portero, mejor, maximizas ese concepto.

Físicamente pareces un coloso, eres más fuerte y plástico que nunca, tus dotes de mando son impecables, ni demasiado ruidosas ni excesivamente ruidosas, al contrario, das instrucciones precisas para salvaguardar tu arco.

Cuando tienes que aplaudir alguna acción de tu pueblo, lo haces sin vergüenza alguna, eres generoso con el elogio y cuidadoso con el reclamo hacia los tuyos.

Un claro y hermoso ejemplo de esto último fue en el primer gol que recibió de Chivas donde el joven Santiago Trigos toma una mala decisión que termina con la entrada anticipada de Cristian Calderón, y tu reacción más allá de la natural frustración, fue magnánima con el tipo, lo mimaste, no lo presumaste.

Uno de los mejores conceptos estratégicos y tácticos que poseen los Pumas es el desparpajo y la atención con la que sus defensores, específicamente ustedes dos Ortiz y Freire, achican la cancha, saben caminar hacia adelante reduciendo los espacios de juego para el contrario.

Y este problema defensivo central tiene que ver con por qué te encuentras a Alfredo detrás de él. Tus centrales no necesitan mirarte para saber que si juegan cerca del centro del campo estarás fuera de tu área grande a pocos metros de ellos.

Manteniendo las distancias y las comparaciones, fue algo que también hizo tu amigo Jorge Campos en los Pumas y que nos hizo campeones. Conseguir que tu equipo juegue fuera de su propia portería es un arte, pero dependiendo de un portero temerario que sabe jugar de libero, eres un experto en la materia.

Por supuesto que hay un riesgo en proponer jugar de esa manera, tan avanzado, debes tener una fusión perfecta de coraje y moderación, lo cual no es fácil de lograr.

Otra cosa que te diferencia de los demás es tu magnífica intuición, un artículo que no se entrena, que no se compra en ninguna farmacia, simplemente se tiene o no, pocos son los que la tienen tan desarrollada y la aprovechan mucho.

Evitas infinidad de jugadas peligrosas, porque cortas la jugada un rato antes del tiro final, tu desarrollado instinto de cortar centros y jugadas previas al último toque contrario es monumental, con esto evitas muchas, muchas posibilidades de recibir goles.

Esta última es una de tus mejores cartas de cara a pelear por el puesto de titular en la Selección, que aunque hoy parece tener un dueño inamovible en Guillermo Ochoa, estás decidido a pelear con total seriedad y argumentos.

Durante tu carrera has tenido momentos críticos, y por críticos me refiero a pasajes exaltados en tu andar, pero ahora que te ha tocado observarte en múltiples combates nacionales e internacionales, aún sin los resultados esperados, te percibí de la mejor manera. momento en términos de su carrera. Eres una especie de toro Miura, aderezado con una vasta experiencia, sabiduría, instinto y liderazgo, un cóctel delicioso y potente que te sitúa en un lugar privilegiado.

Todavía hay tiempo para la máxima cita beisbolera, el Mundial de Qatar a finales de año, por lo que he leído, estás en negociaciones de renovación, situación que influirá en todos los sentidos en tu último tramo de tu carrera.

En los Pumas de la UNAM eres un cacique, eres muy visible y es una plataforma perfecta para llegar al último rango, al último sueño, a jugar un mundial, no sé si lo lograrás, pero eso eres en carrera y en curso, de eso no hay duda.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ALEXIS VEGA, TITAN

Leave a Reply

Your email address will not be published.