Un espectacular ‘mapping’ en la Casa Batlló cerrará el festival de creatividad digital Offf

  • Tras la exposición sobre la obra de Gaudí, la pieza, del cotizado Refik Anadol, se subastará en Christie’s de Nueva York con un precio de salida de entre un millón y dos millones de euros

Tal vez el nombre de Refik Anadol no digas mucho a los laicos del arte digital, pero el creador está negociando. Ahí están los 5 millones de dólares (4,7 millones de euros) que se pagaron por su pieza ‘Machine Hallucinations’ en una subasta en Sotheby’s el pasado mes de octubre. Y ahí están las cifras del precio de salida, entre un millón y dos millones de dólares (entre 950.000 y 1,9 millones de euros), de su próximo trabajo a aparecer en subasta el próximo 10 de mayo, en la sala Christie’s de Nueva York. La pieza en cuestión ‘Arquitectura Viva: Casa Batlló’, es un espectáculo multimedia que tiene la arquitectura de Antoni Gaudí como base de creación y el edificio que el genial modernista levantó para el industrial Josep Batlló como lienzo. Vamos, que la obra ha sido creada para ser proyectado en la fachada de la casa de Paseo de Gracia y así se hará este sábado antes de poner rumbo a EEUU. El ‘mapping’, que promete ser espectacular, contará con cinco funciones y, por supuesto, se podrá ver desde la calle a las 21:30, 22:00, 22:30, 23:00 y 23:30 pm

La colorida proyección pondrá el colofón a festival (del 5 al 7 de mayo en el Museo del Diseño) y será el único NFT (tokens no fungibles) que se subastará más tarde junto con piezas de Andy Warhol, Vincent Van Gogh y Basquiat. Ambas cosas están relacionadas. La fiesta es una de las citas mundiales por excelencia sobre la creación digital y un NFT es lo que ha conseguido dar singularidad, originalidad y valor a las obras de arte digitales capaz de ser copiado y replicado infinitamente. Vamos, que se trata de un archivo digital único generado mediante ‘blockchain’, la misma tecnología que está detrás de las criptomonedas, que certifica la propiedad y originalidad de una obra. Simplificando (mucho): la diferencia entre tener una pieza NFT o no NFT es como tener un óleo original de Picasso, por ejemplo, o una copia gráfica del lienzo.

subasta récord

El tema puede parecer complejo, que lo es, pero lleva revolucionando el mundo del arte desde febrero del año pasado, cuando Beeple -el tercer artista vivo con una obra más cara vendida en subasta después de Jeff Koons y David Hockney- logró 69,3 millones de dólares (65,8 millones de euros) para el collage digital ‘Everydays: the first 5000 days’, la primera pieza con certificación NFT que se vende en una subasta. Así que con el auge del mercado del arte digital, no es de extrañar que una de las novedades de la presente edición del festival Off -con este sumará 21 encuentros- sea la inauguración de Ayuna plataforma NFT con diferentes colecciones artísticas que lanza el evento con una vocación permanente de compra y venta de arte digital. “No es un ‘marketplace’ es una galería de arte con todas las características contemporáneas y toda la lógica de la NFT”, apunta Pep Salazar, director del festival Offf.

De Flash al metaverso

Noticias relacionadas

El primero exposición de esta galería virtual responde al nombre de ‘Caminos no tomados’ y presentará el trabajo de nueve artistas –entre ellos los aclamados Brendan Dawes, Boldtron y Six N. Five- y de todas las técnicas –desde la imagen en movimiento hasta el diseño gráfico-. Y la compra, por supuesto, será en criptomoneda. Aunque las obras también se podrán disfrutar en el mundo presencial en la exposición que el Museu del Disseny acogerá mientras dure el festival. La exposición es una de las pocas actividades abiertas al público en un encuentro –“festival de la creatividad digital”, lo define Salazar- que se centra en las nuevas tendencias surgidas del talento de los creadores digitales y en las nuevas herramientas y tecnologías que utilizan: “ Hace 20 años, cuando empezábamos hablábamos de Flash, la herramienta revolucionaria del momento que nos permitía comprimir vídeos en webs rudimentarias que funcionaban con módems de 64Kbps, ahora hablamos de metaverso, realidades virtuales y realidades aumentadas”, resume Salazar .

El festival -al que asisten profesionales de 50 países- es para principiantes pero sus talleres, conferencias, sesiones creativas y masterclasses se pueden seguir desde el Zona de diversión, un espacio habilitado en el exterior del Museo del Diseño con mamparas que retransmitirá el encuentro en ‘streaming’.

Leave a Reply

Your email address will not be published.