“Si juega como entrena, veo a Nadal ganando Roland Garros”

Después de ganar en la primera ronda de la Mutua Madrid Open Benoit Paire y antes de enfrentarse a Grigor Dimitrov en el segundo, Diego Schwartzmann (Buenos Aires, 29 años) Asistió a AS para hablar de su temporada, del tenis argentino y de las dos grandes estrellas españolas.

¿Cómo estás en Madrid?

Bueno, feliz de poder participar una vez más en un torneo como este, llegar en buena forma, que es una de las cosas más importantes cuando se llega a un gran evento. El debut (ante el impredecible Benoit Paire) fue difícil por su forma de jugar, porque era el primero y ya había jugado los dos anteriores, lo que te da una ventaja para conocer el lugar y las condiciones en la competencia. Pero hice un muy buen partido en los tres sets, el que me ganó fue por un detalle, porque tuve más oportunidades y terminó jugando a un gran nivel. Estuvo bien y contra Dimitrov el desafío será aún mayor.

¿Son ustedes los jugadores que acusan negativamente al factor altura del Madrid?

Sí, porque creo que Madrid es un poco más amable para los que no les gusta tanto la tierra batida, más que para los que jugamos aquí. La altura hace que las condiciones sean más rápidas y necesitas menos golpes para ganar puntos. Eso significa que este tipo de rivales se adaptan mejor a las circunstancias.

¿Qué debe hacer un especialista en tierra para sobrevivir en la Mutua?

Es un poco contradictorio, pero cuanta más altura haya, más fuerte y rápido tiene que salir la pelota de tu mano. Porque eso hace que baje. Cuando uno duda un poco y baja la intensidad por querer cuidar un poco más la pelota para que entre pensando que flotará, volará un poco más desde la altura y saldrá, es donde más errores comete uno. . Cuanto más buscas y más quieres acelerar y más intensidad le impones a cada golpe, mejor te obedece. Es uno de los detalles, pero lo que más importa aquí en el Madrid y acaba siendo muy importante es el saque. Con una buena primera, en algunos partidos puedes hacer mucho daño.

Toma una buena y ahora estás en la parte crucial para ti. ¿Cómo se ve a sí mismo y cómo ha mejorado su juego?

Creo que volví a tener regularidad en casi todos los torneos, excepto en Miami, la única primera ronda que perdí (ante Kokkinakis), aunque tenía punto de partido, lo estaba jugando muy bien y se me escapó. Es la única vez que realmente tengo que reprocharme en lo que va del año, porque en el resto de partidos pude competir a un gran nivel y llegar a instancias relevantes. Espero que pueda continuar de esta manera. Nunca se sabe cuándo va a ser mejor, cuándo va a ser un poco mejor, por lo que debe estar listo para cualquiera de los dos y estar listo para competir.

¿Qué pasó el año pasado para que no fuera tan bueno como el anterior?

No estoy de acuerdo. Había terminado 2020 como octavo del mundo y el año pasado terminé 14. El año anterior fue el mejor de mi carrera. Para mí, 2021 fue un gran año, excepto por la gira de tierra, que fue una de las peores de mi carrera. Solo pude ganar partidos en Barcelona y Roland Garros y en el resto tuve que perder partidos en la primera vuelta. Esa parte fue muy complicada, porque estaba jugando mal. Fue mes y medio lo que me costó. Estaba un poco cansado, no estaba compitiendo bien, no tenía paciencia y al final un mal momento en el año cuando estás entre los 15 mejores del mundo, te afecta en el ranking y te puede poner atrás un poco En la segunda mitad gané muchos partidos y volví a sentirme bien, ganando muchos partidos, llegando a finales y compitiendo muy bien. Eso fue muy importante para este año para comenzar de nuevo con confianza. Ahora, como dije, estoy siendo más regular. En ese momento perdí la regularidad.

El circuito es duro, con altibajos, y este año hay muchas bajas, como la más reciente de Anderson. ¿Cómo alimentas la motivación para entrenar y jugar todos los días?

Hoy en día es raro ver a alguien jubilarse a los 35 años. Antes un jugador era muy mayor a esa edad y ahora parece que es bastante joven y que puede seguir a un nivel muy alto. Un jugador como Anderson, que hizo cosas cruciales en su carrera, anunció su retiro, y muchos también están cerca de él, con muchos años en el circuito. Siendo sudamericano es muy difícil aguantar hasta una edad avanzada, porque nunca estamos en casa, la cantidad de viajes al año es infinita. Si tenemos que compararlo con la carrera de un europeo y un americano, se vuelve mucho más cansador, es una realidad, y quizás eso te quite unos años de carrera. Ya tengo 30 y el tiempo pasa. Todavía me siento pequeño, pero veremos hasta dónde llega la máquina.

En Argentina eres el referente desde hace unas temporadas, porque Juan Martín del Potro no pudo jugar. Probablemente no vuelvas y serás el buque insignia del tenis del país. ¿Cómo lo ves?

Bueno, seguro que la forma de jugar va a cambiar, porque Juan Martín y yo no nos parecíamos mucho en altura, agresividad y estilo (ríe). Fue un gran referente, más allá de que aún está decidiendo si este es el final de su carrera. Sigue manteniendo esa capacidad de influencia incluso cuando está fuera de la cancha. Hoy me toca a mí ser el mejor de Argentina. A veces lo tomo para intentar ser un ejemplo en una cosa u otra, pero al final cada uno tiene su carrera, y hay tenistas que están un poco más atrás, pero juegan a un gran nivel y son diferentes en muchas cosas. . Cada uno tiene lo suyo y lo mejor es no quedarse solo en lo que uno hace, porque cada carrera es muy diferente, cada forma de jugar es muy diferente y sacar un poco de cada uno, al final es lo mejor .

Ahora hay un ascenso de jóvenes como Báez, los Cerúndolos, Echeberri… ¿Qué opinas de ellos?

No sé hace cuánto, pero Argentina vuelve a tener cuatro jugadores en el top-50 y más en el top-100, otros cercanos, varios de ellos jóvenes como los que has nombrado. Es muy bueno para la región. Hay cosas que han ayudado mucho, como los Challengers organizados por De la Peña, exjugador, algo que permite que muchos más tenistas compitan cerca de casa y tengan la oportunidad de convertirse en uno de los mejores del mundo y empezar a jugar. ATP con más frecuencia. Para Báez es su primer año y ya tiene un título y otra final, ganando partidos de Grand Slam. Ha estado jugando espectacularmente, así que seguro que le esperan muchos años buenos.

Tuvo que ‘sufrir’ Carlos Alcaraz (en la final de Río), ¿cómo lo ve?

Verlo Yo lo veo como todo el mundo lo ve. Más allá de ser un colega y mirar los detalles técnicos, la capacidad que tuvo desde el año pasado hasta este año para crecer, como creció en su juego, en su capacidad mental para afrontar los partidos es impresionante. Creo que lo que más me gusta, viéndolo ganar también en Miami, es la capacidad de adaptación al rival. A veces tienes una forma de jugar y siempre quieres que prevalezca, pero cambió mucho su forma de jugar, contra Hurkacz, contra Ruud, en Barcelona, ​​con De Miñaur, con Carreño. Su estilo es muy agresivo, pero no se permite adaptarse si tiene que correr, pasar balones… Eso para un chico que está a punto de cumplir los 19 es un poco más difícil de ver. Lo bueno es que lo puedes conocer mejor por el idioma, por las costumbres… Nos llevamos bien, la gente que lo rodea es muy buena y eso hace que te pueda conocer mejor. Algunas de las mejores cosas que tiene están fuera de la cancha también. Que sea tan joven y que lo esté haciendo tan bien puede ser un muy buen ejemplo para el futuro del tenis y muy sano.

Para muchos argentinos, Nadal es una referencia. Entrenaste en Madrid hace unos días, ¿te ves resurgiendo por enésima vez y ganando Roland Garros?

Me dio una paliza (risas) en ese entrenamiento. La verdad es que lo veo. Si juega como entrena, seguro. Este año perdió un partido, con Fritz en la final de Indian Wells. En la sangre ya se siente más ganador que los demás, aunque fuera de la cancha tiene la humildad de verse a la par, creo que se ve a sí mismo como un ganador. Está acostumbrado a estar marginado por las lesiones y a no jugar durante unos meses. Entonces creo que le da la sabiduría para saber cómo regresar y cómo prepararse. Él sabe cómo hacerlo y este año ha estado en un nivel aún mejor que los últimos años de su carrera y creo que él se siente así, por lo que es claramente el candidato en esta gira de tierra.

Leave a Reply

Your email address will not be published.