20 años de GameCube: 20 momentos, nombres y detalles que marcaron la consola

Nintendo lanzó su cuarta consola de sobremesa en España hace 20 años durante la primera semana de mayo. nintendo gamecube Llegó como sucesora de la Nintendo 64, queriendo competir en un mercado diferente al que habíamos conocido en los noventa: Sony tenía PlayStation 2 y un nuevo contendiente, Microsoft, acechaba con Xbox. La pequeña consola de la compañía de Kioto se convirtió en una de las favoritas de los fans de Nintendo, con algunos de los grandes títulos de sus principales sagas y momentos para el recuerdo.

Así que hoy recordamos 20 momentos, nombres y detalles que marcó la historia de la consola de Nintendo. No fue el más vendido y marcó el final de un tipo de hardware de corte más tradicional. Pero nos regaló joyas y grandes hitos que vale la pena recordar.

El inolvidable Space World 2000 (y otros eventos)

El evento exclusivo de videojuegos de Nintendo del año 2000 sirvió para dar nombre al proyecto Dolphin: Nintendo GameCube. Con la presentación de la nueva consola se vieron dos demos. Por un lado, el regreso de Samus; por otro, la mítica demo técnica de un Link realista y Ganon peleando a espada limpia. Un año después Nintendo daría un giro brusco al presentar Wind Waker y un Toon Link que generó interminables debates en los foros. En 2004, Miyamoto blandió la Espada Maestra para presentar Twilight Princess, el juego que se parecería a aquel primer Space World.

Luigi reemplaza a Mario

GameCube llegó con una veintena de juegos en su lanzamiento en Europa -unos meses más tarde que en Japón y Estados Unidos- y el más destacado de ellos fue Luigi’s Mansion. Por primera vez, una consola de sobremesa de Nintendo no tenía un Mario (Super Mario Bros, Super Mario World, Super Mario 64) como reclamo de lanzamiento. El hermano del fontanero más famoso dio un paso al frente, aunque el mejor juego de lanzamiento sería el espectacular Star Wars: Rogue Leader.

La consola más barata: sin DVD

La nueva plataforma se lanzó a un precio de 199 euros, significativamente más económica (100 euros menos) que sus competidores. Entre los motivos, se decidió apostar por minidiscos llamados GameCube Optical Disc, con una capacidad de 1,5 gigas. Se descartó el DVD y por tanto algunas opciones multimedia como tenían sus competidores.

El control de botón heterogéneo: todavía se usa hoy

Una de las propuestas que más sorprendió fue la de un mando con botones de diferentes tamaños, en el que la comodidad de agarre era una de sus ventajas, pero no la única. El botón A más grande que otros, la posición X/Y complementaria, la adición de Z y disparadores analógicos hicieron el resto. Juegos como Smash Bros. Melee parecen diseñados para este diseño de botones, por lo que todavía lo conectamos al Switch para jugar hoy.

La conexión de Game Boy Advance

Nintendo decidió conectar sus dos consolas del momento a través de diferentes formatos. Con un cable podríamos usar la Game Boy Advance para tener características únicas en varios títulos (desde Four Swords hasta Splinter Cell). También saldría la Game Boy Player, que permitía jugar a títulos portátiles en la televisión.

Por primera vez, Sonic llega a Nintendo

GameCube era una consola que estaba recuperando el apoyo de diferentes empresas y franquicias. Seguramente lo más impactante al principio fue ver como juegos como Sonic Adventure 2 Battle llegaban a la plataforma de Nintendo, al igual que otros títulos de SEGA (Skies of Arcadia, Virtua Striker…). La rivalidad entre Mario y Sonic quedó atrás con el adiós de la Dreamcast.

Triforce, el acuerdo entre Namco, SEGA… y Nintendo

En 2002, las tres empresas japonesas se unieron para crear un tablero arcade llamado Triforce y basado en GameCube para crear juegos de clase mundial. Uno de ellos fue F-Zero AX, una demostración del poder de SEGA que luego le permitiría crear algo mejor para la consola de Nintendo: F-Zero GX. Por otro lado, se habló de un Star Fox para juegos arcade de Namco, algo que acabaría siendo Star Fox Assault.

Territorio de Resident Evil

Si Nintendo 64 logró el milagro de mover Resident Evil 2 en un cartucho, GameCube se convirtió en territorio Resident Evil por definición. No solo recibió un increíble remake del primer juego de la saga, sino que se desarrolló una precuela para la plataforma (Resident Evil 0) y contó en exclusiva con el aclamado Resident Evil 4 (aunque la exclusiva no duraría mucho). Además, fue la primera consola en tener disponible toda la saga con las entregas 2, 3 y Code Veronica editadas en ella.

capcom cinco

La relación entre Nintendo y Capcom fue fuerte, con la compañía de cápsulas anunciando una línea de cinco juegos en 2002. exclusivo destinado a alimentar el cubo de Nintendo. Salieron cuatro de ellos: PN 03, Viewtiful Joe, Resident Evil 4, Killer 7 y el quinto, Dead Phoenix, terminó cancelado. Finalmente, a día de hoy solo PN03 sigue siendo un juego exclusivo (y una oda a la acción que vale la pena probar).


20 años de GameCube: 20 momentos, nombres y detalles que marcaron la consola
capcom 5 menos uno

Un juego de lucha más vendido que en PlayStation 2

El género de lucha era marginal en Nintendo 64 y eso fue algo que se trasladó a GameCube, donde no se consideraba una prioridad. Pero Namco puso a Link en Soul Calibur 2 y eso cambió todo: con muchas menos consolas vendidas que sus competidores, fue la versión más vendida por delante de PS2 y Xbox.

El último juego de Rare

Siguiendo con los títulos que marcaron la consola de Nintendo, en 2002 salió a la venta el último juego de Rare con Nintendo: Starfox Adventures. La fructífera relación de la era Nintendo 64 decía adiós y la compañía británica lo hacía con un juego de aventuras al estilo Zelda que inicialmente había sido desarrollado para la consola de 64 bits.

Metroid da el salto al 3D con una obra maestra

Ese mismo año era el regreso de Metroid, una saga que se había quedado sin representación en Nintendo 64 y que una generación después, decidió dar el salto al 3D como antes habían hecho Mario y Zelda. El resultado, una obra maestra en una aventura en primera persona que supo trasladar la esencia de la serie a un mundo inhóspito, solitario y repleto de peligros.

Micrófono y bongós, dos de los complementos más curiosos

Dos de los accesorios más curiosos con los que contaba la GameCube era un micrófono, que lejos de servir para cantar partidas como un Singstar de toda la vida, tenía diversos usos, como minijuegos en algunas entregas de Mario Party o dar órdenes de voz en Odama. Otro accesorio sorprendente fueron los bongos, ideales para la serie Donkey Konga y toda una sorpresa para jugar a un increíble juego de plataformas como Jungle Beat.

Panasonic Q, el DVD llegó a GameCube

También conocida como Panacube, era una consola multimedia que permitía leer DVD, algo que le faltaba a la consola original. Con un diseño totalmente plateado muy particular, era una curiosidad que no salía de Japón y que tenía bastantes fallos en el propio reproductor de DVD.

El acuerdo con Silicon Knights

Durante la vida de GameCube, Nintendo tenía un acuerdo con Silicon Knights como la segunda compañía de la compañía. Esto resultó en dos juegos principales que representan muy bien a la consola. Por un lado, Eternal Darkness, que estaba en desarrollo para Nintendo 64 y dio el salto a la nueva consola; y por otro, el remake de Metal Gear Solid: Twin Snakes, un título amado y odiado a partes iguales pero que supuso el regreso de la saga a las consolas de Nintendo. El último en hacerlo.

El hijo pródigo también volvió, pero de esa manera

Final Fantasy se consagró como una saga de éxito en NES y SNES, pero la decisión de Nintendo de no utilizar CD hizo que la demo técnica de Final Fantasy 6 en formato 3D se quedara así, y Squaresoft llevó la saga a PlayStation. Final Fantasy Crystal Chronicles supuso el regreso de la saga, aunque con un spin-off muy alejado de lo que ofrecían las entregas numeradas.

7 juegos de la saga Zelda en una sola consola

La saga The Legend of Zelda fue uno de los reclamos de GameCube con más juegos que nunca para una consola de sobremesa de Nintendo. A Wind Waker en 2002 se le sumó el pack Collector’s Edition (NES Zelda, Zelda II, Ocarina of Time, Majora’s Mask) un Four Swords que fue el primer Zelda multijugador y un cierre dorado para la consola con Twilight Princess. Y en el que, a diferencia de Wii, Link seguía siendo zurdo.

Los desarrollos apresurados: Sunshine y Wind Waker

Super Mario Sunshine y The Legend of Zelda: Wind Waker son dos de los grandes juegos de la consola, pero ambos sufrieron por haber sido lanzados antes de lo esperado. ¿La razón? Las ventas de GameCube no acompañaban, la competencia -con Microsoft ya en la carrera- era feroz y ambos juegos saltaron pronto al ruedo. La falta de más mazmorras en Wind Waker y las decisiones de diseño en Sunshine -muchas ideas terminaron en Galaxy- son algunos de los sacrificios que se hicieron.

Más soporte de terceros, menos ventas

Nintendo 64 se quedó sin soporte masivo de terceros en comparación con PlayStation, y Gamecube buscó cambiar esto con una plataforma que, a pesar de su propio formato de disco, era mucho más similar a otras consolas. EA y Ubisoft apuestan con sus sagas (Prince of Persia, Beyond Good and Evil, Splinter Cell, James Bond, El señor de los anillos, FIFA…), compañías japonesas como Capcom y Namco (Baten Kaitos, Tales of Symphonia) o SEGA también dieron su apoyo, entre muchos otros. Pero a pesar de esto, la consola terminó vendiendo menos: 22 millones por los 32 de Nintendo 64.

La última consola tradicional de Nintendo

Y el punto anterior llevó a Nintendo a cambiar de estrategia. Deja de competir con el formato tradicional y piensa en otras posibilidades. Después de GameCube, la forma de jugar se volvió más importante que la potencia bruta de las plataformas: Wii, Wii U, Nintendo Switch. Algo que también se trasladaría a las portátiles, dejando atrás la marca Game Boy y apostando por DS y 3DS.

Leave a Reply

Your email address will not be published.